En la ciudad de Cali y precisamente al frente del denominado Puerto resistencia, que se ha convertido en un símbolo nacional desde el día de ayer, de frente a los indígenas, organizaciones afro y populares, el Presidente Gustavo Petro nos advirtió “si esta posibilidad de tener un gobierno electo popularmente en medio de este estado y bajo la Constitución de Colombia no puede aplicar esa Constitución, porque lo rodean para no aplicarla y se lo impiden, entonces Colombia tiene que ir a una Asamblea Nacional Constituyente”.

Es una propuesta que nace al año y medio de su gobierno y no la presentó en la campaña electoral, tiene poca viabilidad, porque en el senado no tiene la manera de conquistar las mayorías, que son 53 senadores , teniendo en contra a :

Centro Democratico, Cambio Radical, la U, Conservadores, el Mira, Colombia Justa y Libes….   pero servirá para radicalizar a la base más petrista como la que se congregó ayer a escucharlo en Cali, el camino que parece haber escogido el presidente para ganar las elecciones en 2026.  “Va a tratar de movilizar a la gente, no le importa si propicia una crisis. Entre más crisis, más va a culpar al Establecimiento político y empresarial.

Caliescribe está de acuerdo en una reforma constitucional, por Asamblea Nacional Constituyente ,  para una gran reforma, siempre y cuando se convierta en

  1. Haga parte de una campaña y la gente vote
  2. Se eleve a unn programa de gobierno y
  3. Se lleve a un Plan Nacional de Desarrollo en donde fundamentalmente se pueda construir:

Una gran reforma, una gran transformación económica y social,

Que nos permita en un nuevo marco constitucional tener una carta de navegación hacia el crecimiento económico y social, de tal manera que nos saque de esos seis mil dólares per cápita año, lugar tercermundista. 

Una gran reforma política

Que genere representaciones a los territorios pequeños, llámese comunas, llámese provincias al interior de los departamentos, de tal manera que se pueda disminuir el costo de la política y poder acceder al Congreso de la República, a las Asambleas Departamentales y a los Concejos Municipales, bajo un modelo de transparencia y de compromiso con las comunidades.

Una gran reforma a la justicia

Donde los Magistrados tengan una elección no cargada de lo político, llámese Congreso de la República o Presidente de la República, y de esta manera se despoliticen los Jueces, cooptados por sus Magistrados, elegidos bajo la influencia partidista o de amigos.

Un gran reforma para un verdadero tratado de paz

Que no permita esa gran equivocación que se hizo con la FARC en 2017 y que se está haciendo en este 2022-2024, con un proceso de paz total , que tiene el acompañamiento de un gobierno, pero no de las mayorías calificadas de un país, como debe ser, en consenso mayoritario de Colombia.

De esta manera podemos tener una Reforma Constitucional, no precisamente para resolver problemas de salud o lo que un gobierno de turno no puede sacar, sino para resolver los grandes problemas del país.

Editorial

Editorial