El activismo del alcalde Eder se ha convertido en un hecho sin igual que sorprende tanto a propios como extraños en la conducción y manejo de los asuntos públicos de la ciudad, confirmándose con ello su voluntad de servir a la ciudad y tratar de resolver los graves problemas por los que atraviesan la misma y sus habitantes.

No obstante, dicha tarea no será del todo fácil de cumplir si se utilizan las mismas formas y métodos de gobierno de administraciones anteriores para resolver los mismos problemas que hoy aquejan a los caleños y a la propia ciudad, sumida en el caos urbanístico, la congestión vehicular, la inseguridad, el desempleo y la informalidad creciente entre otros aspectos para enfrentar en la actualidad.

Sin duda alguna, es importante que la actual administración se preocupe, por ejemplo, por el bacheo de las calles y que se hubiere elaborado un plan para acometer dicha tarea. Sin embargo, el costo total del mismo corresponde en su totalidad a más de un billón de pesos y por tanto los 250 mil o 300 mil millones de pesos solo servirán para el bacheo de pocas vías, en tanto que la comunidad exige que se pavimenten las calles internas de sus barrios y no solo los corredores de las vías principales de la ciudad.

Así mismo, vemos con preocupación que se continúa con la política de contratación directa para la prestación de toda clase de servicios con los denominados PS, lo cual se convirtió en una constante de administraciones pasadas con la cual se construye toda una red política electoral para atender los compromisos derivados del clientelismo político que además generan un creciente gasto presupuestal.

Dicha contratación casi siempre es producto de la improvisación que realizan las administraciones, contraria a un verdadero plan integral de prestación adecuada y eficiente de los servicios públicos.

Por otra parte, podemos decir que compartimos plenamente la idea del alcalde de entrar en contacto con los ciudadanos en los barrios de la ciudad con el fin de conocer de manera cercana y directa su problemática. Sin embargo, debemos hacer énfasis en el hecho de que la misma no debe reducirse “a simples visitas” del burgomaestre, sin que posteriormente no se materialicen en acciones los compromisos adquiridos.

Nos preocupa la situación de EMCALI en el sentido de que los costos y gastos de la entidad se han elevado considerablemente en tanto que sus ingresos tienden a disminuir, según informe del gerente general de la empresa, lo cual coloca en riesgo la existencia de la empresa; circunstancia esta que demanda de su junta directiva encabezada por el señor alcalde la toma de las decisiones del caso para evitar un colapso de la principal empresa de la ciudad, encargada de la prestación de los servicios públicos domiciliarios y de otros servicios.

Así las cosas, dicha empresa demanda de una pronta reestructuración con el fin de generar una transformación radical de su estructura económica, financiera, jurídica y operacional.

En todo esto, juega un papel importante la visión que se tenga del desarrollo y progreso de la ciudad y del bienestar general de sus habitantes, en tanto que las propuestas de cambio deben materializarse en acciones concretas en correspondencia con los intereses y necesidades demandadas por los ciudadanos, para lo cual es necesario contar con una claridad ideológica y política indispensables para alcanzar los objetivos y fines propuestos, ya que de otra manera, si se continúa por los mismos caminos de administraciones pasadas, se podrá generar un gran daño al proceso mismo de la transformación y del cambio que demandan la ciudad y sus habitantes.

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.

Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social