Para muchos países y ciudades el turismo es su mayor industria o fuente de recursos dado que una de las mayores inquietudes de los humanos es conocer otros lugares por su belleza, atractivos naturales, monumentos de distinto orden y museos con grandes obras artísticas, documentos y piezas históricas.
Santiago de Cali lentamente se ha venido convirtiendo en uno de esos sitios, pero es fundamental que la ciudad se prepare cada día más para mejorar sus sitios atractivos por su historia, valor arquitectónico, gastronomía, museos y fundamental la cultura ciudadana con los visitantes. Siempre se ha afirmado que turista satisfecho trae más turistas. Por ello es esencial que sean sus habitantes quienes puedan informar a los visitantes sobre su historia y sitios de interés. Los taxistas son los primeros y fundamentales anfitriones. Las experiencias de los que asistieron al curso como anfitriones en la Sociedad de Mejoras Públicas informan sobre sus beneficios.
Santiago de Cali tiene monumentos excepcionales y únicos para mostrar e igual muchos hechos históricos como ser la ciudad pionera en la declaratoria de la Independencia. Entre sus monumentos están la Torre Mudéjar, única en el país, el Claustro del Colegio de Misiones de San Joaquín y sus templos anexos de la Inmaculada y San Francisco (que esperamos culmine pronto su restauración), la Hacienda de Cañasgordas, Altar de la Patria, residencia del protomártir Joaquín de Caycedo y Cuero y de donde partieron parte de las tropas que libraron la primera Batalla de la gesta libertadora, la del Bajo Palacé. Igual la Capilla de San Antonio, la hoy Casa Arzobispal construida por los próceres Cabal Barona y donde se alojó el Libertador en su último paso por la ciudad.
Hay dos casas del centro histórico que deben ser recuperadas en su totalidad como son la Casa Museo de la Ciudad Hernán Martínez Satizabal y la recuperación de la casa original de la Sociedad de Mejoras Públicas, que es Patrimonio Histórico de la Nación y del cual el Municipio es dueño de un 20%. El Municipio puede dar ejemplo en la conservación de nuestro patrimonio histórico del centro de la ciudad restaurando uno de sus inmuebles insignia.
Cuidar nuestro patrimonio histórico no es solo un deber, es además un buen negocio con la atracción de ingresos del turismo. Vale la pena recordar a la laboriosa hormiga y no portarnos como la cantadora cigarra.

Nicolas Ramos Gómez

Nicolas Ramos Gómez

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP