El Gobierno colombiano y la Ministra de Educación encontraron algo insólito, para el último debate lograron consenso con la oposición para salvar la ley estatutaria de educación y con ese acuerdo, generaron una reacción grande de sus amigos del sector educativo, por lo que prefirió hundir este proyecto en el Congreso de la República. Ahora anuncia tramitar una reforma educativa y para ello busca un gran acuerdo nacional. Estas son las palabras de la Ministra “debemos seguir insistiendo en la búsqueda de consensos que nos permitan avanzar en la construcción de una nación donde podamos convivir y construir un futuro juntos”. “Desde el Gobierno Nacional tenemos la voluntad de continuar discutiendo el proyecto de ley estatutaria con la esperanza de consolidar un gran acuerdo nacional por la educación. Seguiremos invitando a construir espacios de concertación de ideas”.

“Desde el Ministro de Educación Nacional abriremos los escenarios de diálogo social que sean necesarios, porque el presente de los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes y el futuro de las nuevas generaciones de colombianos y colombianas no pueden quedar ……”

Para ello preciso “las familias que viven en contexto de mayor vulnerabilidad necesitan una educación de calidad, en condiciones de equidad”.

FECODE, desarrolló unas manifestaciones por todo el país, entró a paro permanente, hasta tanto no logró que el proyecto de acto legislativo fuera hundido, porque ellos consideraron que la oposición había introducido artículos que les perjudicarían a ellos.

El proyecto de ley, busca ampliar la educación pública de los 5 a los 15 años, que establece la Constitución, a tres grados de preescolar y la enseñanza universitaria, y así actualizar el sistema educativo del país a los estándares internacionales. Indudablemente sería un avance en la educación pública.

Para ello, la educación se convertía en un derecho fundamental, impediría la huelga de los maestros, un medio que hace que FECODE sea el arma política contra los gobiernos.

También, el proyecto de ley contenía unas evaluaciones de los profesores para descender en el escalafón del magisterio, teniendo en cuenta también el desempeño de los estudiantes como prueba de la capacidad de enseñanza de los maestros.

De esta manera se tiene una gran crisis en Colombia, el gobierno del cambio, ofreció mucho en la educación y ahora se entierra del proyecto. Ante el anuncio del nuevo trámite legislativo del proyecto de ley estatutaria, renace la esperanza, pero indudablemente se requiere un consenso entre las partes y ante todo darle sostenibilidad económica y educativa.

Indudablemente que el rechazo de FECODE a la evaluación docente por medio de los resultados de las pruebas del Estado res una oposición, que impide elevar la calidad de los educadores, que tiene que ver con el futuro de las generaciones

Es urgente mejorar el nivel de los profesores como pre requisito de crecer en calidad educativa. Los niños y jóvenes de Colombia son los perjudicados por la ausencia de evaluación ya que los maestros solo quieren privilegios y prebendas y no entienden que ellos mejoran en estabilidad y progreso, con mejor nivel.

La gran crisis de la educación colombiana para estratos 1,2, 3 y 4 y la caída de la reforma estatutaria de la educación, crece la crisis y es la gran oportunidad de un consenso nacional, para superar este mal colombiano.

Ana Lucia Arango M

Ana Lucia Arango M