El mes de junio trae consigo una de las épocas más hermosas del año. Los guayacanes prontamente empezaran a florecer con su bello colorido.  Rosados, amarillos, blancos adornaran los parques, avenidas, separadores viales y antejardines cubriendo como un bello tapete el verde de la grama. Los estilados gualandayes se vestirán de purpura primaveral y las copas de las acacias se vestirán de rojo encendido atrayendo los polinizadores naturales de abejas, colibríes y aves nectarívoras.

Las buganvillas veraniegas transformaran sus esqueléticas ramas de verdes hojas brillantes en esplendido colorido de flores blancas, rosadas, rojo carmín y moradas en manifestación de jolgorio natural. 

Las lluvias se tornarán en esporádicas tormentas anunciadas por el estruendo de sus relámpagos y lejano murmullo de gotas refrescando el ambiente. 

Los vientos de agosto empujando cometas impulsan el vuelo circular de aves que abandonan su buitrera avizorando el manjar del día. Los loros de plumaje verde y cara amarilla, algunos excepcionalmente de arco iris de colores, parloteando alegremente en bandadas festejando su camaradería, son atractivo sonoro a toda hora.  

La diversidad aviar, la cual registró en reciente medición en primer lugar a Colombia como uno de los países mas biodiversos con 1532 especies avistadas en un solo dia, es una afición que no se puede desaprovechar. Sin sofisticados equipos, binóculos o cámaras de potentes lentes, tan solo con el celular se pueden tomar imágenes de las aves vistas para posteriormente identificar en las múltiples plataformas y aplicaciones disponibles. Convertir el avistamiento en entretenimiento es sencillo y de disfrute familiar. 

Las risas y gritos de la juventud disfrutando el receso escolar son un canto de alegría. Las prendas ligeras utilizadas para soportar las altas temperaturas ayudan a broncear la piel destacando la belleza femenina y el atractivo muscular masculino. 

El senderismo y actividades aeróbicas, aprovechando los parques urbanos y descubriendo el entorno natural de los corregimientos caleños, se convierte en atractivo y saludable ejercicio cotidiano.  

Es momento de aprovechar la bendición concedida a este rincón paradisiaco vallecaucano. La estacionalidad seca no es para encerrarse, es precisamente lo contrario. Es época de disfrute, alegría y despertar del espíritu aventurero que nos acompaña. Emigremos del sedentarismo hacia saludables hábitos que la temporada incentiva. 

Guillermo E. Ulloa Tenorio

Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.