*Con agencias internacionales 

Australia invertirá US$652 millones para garantizar que se fabriquen más paneles solares en el país, mientras la nación busca reducir su dependencia de las importaciones de China. El programa Solar Sunshot ofrecerá subsidios y subvenciones a la producción para ayudar a Australia a capturar una mayor parte de la cadena de suministro de fabricación solar global, dijo el gobierno en un comunicado. Si bien el país tiene la mayor utilización de energía solar en tejados del mundo (con paneles en uno de cada tres hogares), sólo 1% de ellos se han fabricado localmente, afirmó.

El rápido alejamiento de Australia de su envejecida flota de centrales eléctricas de carbón y la adopción masiva de energía solar doméstica la ha convertido en un caso de prueba para la transición energética global. El nuevo programa sigue medidas similares de países como Estados Unidos e India para fomentar el suministro local, pero aún puede tener dificultades para expulsar a los fabricantes de China, que suministran más de 90% de los paneles de Australia.

“Australia no debería ser el último eslabón de una cadena de suministro global construida sobre una invención australiana”, dijo el primer ministro Anthony Albanese en el comunicado, refiriéndose al trabajo pionero sobre esta tecnología en la Universidad de Nueva Gales del Sur. “Tenemos todos los metales y minerales críticos necesarios para ser un actor central en la transformación neta cero, y un historial comprobado como productor y exportador de energía confiable”.

Albanese visitó el jueves el sitio de la planta de carbón Liddell de AGL Energy Ltd. en la región de Hunter, al norte de Sydney, que cerró el año pasado después de más de medio siglo en un símbolo de la transición. AGL firmó un acuerdo con SunDrive, una startup australiana respaldada por el activista multimillonario Mike Cannon-Brookes, para explorar el desarrollo de una instalación de fabricación solar en el sitio, dijo en un comunicado separado.

Mientras tanto, el suministro solar mundial se enfrenta a una crisis después de que la rápida expansión de las plantas superó la demanda y redujo los márgenes, dijo Bloomberg NEF en un informe de este mes. Se podrían agregar alrededor de US$78.000 millones de capacidad excedente de fabricación solar hasta 2027.

Redacción

Redacción