Perder para Colombia la sede de los Juegos Panamericanos Barranquilla 2027 es de un daño gigante para la imagen del país , la juventud , los deportistas, el deporte ,  el gobierno y la dirigencia deportiva

O mejor, es una desgracia, de un proyecto internacional altamente conveniente , para la transformación del Caribe como ocurrió con Cali 1971.

Las expectativas, esperanza, de unos Juegos que generan más de 100.000 turistas,. Que todos los tk se venden y  la plata invertida – aproximadamente dos millones de dólares, más los gastos adicionales y prácticamente perdida. 

El problema indudablemente es la ministra, Vibiana Rodriguez, sin jerarquía, compromiso y le mintió al país. Al presidente Petro falló hasta en la carta enviada, sin disculpas, con contrato firmado, reiterado incumplimiento, pero ante todo escogiendo una funcionaria negligente, como la actual ministra del Deporte, por lo que la responsabilidad de la omisión recae sobre el Presidente, pues se delega la función pero nunca la responsabilidad. 

Y el gobierno Duque falló también, no le hizo documento CONPES, ni sacó el primer pago de US4 millones, también es co – responsable

 Ojalá se le haga el milagro a Colombia y al presidente Gustavo Petro, pero la ministra debe salir

Redacción

Redacción