La administración municipal de Cali a través de la Secretaría de Educación, continúa con la búsqueda de los contratistas de transporte escolar para Cali, que beneficiará a 22.777 estudiantes, que prestará el servicio de transporte en el segundo semestre del 2024.

La Secretaría de Educación, Tatiana Aguilar, ha recibido el respaldo del alcalde de Cali, Alejandro Eder, y de la Directora Jurídica de la Alcaldía, Jimena Román, para darle continuación al proceso, y ella, ha afirmado en su cuenta de X: “estamos dando la total transparencia y garantía de que hemos hecho el análisis técnico, administrativo, jurídico y financiero pertinente para que el proceso vaya en función de lo que establece la ley. Frente al oficio de la Procuraduría, le estaremos dando respuesta a los términos que ha establecido el ente de control”. La Procuraduría previamente, a través de la Delegada Primera para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública, la había remitido al alcalde Eder y a la Secretaría de Educación, un oficio urgente, donde se encontraba un probable desconocimiento del deber de planeación.

Para la Procuraduría se debió utilizar la modalidad de un acuerdo marco de precios, teniendo en cuenta que el transporte escolar está catalogado como un servicio uniforme en sus características generales para todo el país.

Para la secretaria de Educación el aplicar el acuerdo marco de precios origina una suma a pagar de 60.000 millones de pesos aproximadamente, casi el 300% de lo que tiene estimado la administración distrital de Cali para los 120 días del calendario escolar.

Por eso el gobierno de Cali ante la necesidad de contratar esta labor para cuando los niños entren de vacaciones y adicionalmente por la conveniencia económica, justificado en su modelo jurídico, no asumieron el riesgo de suspender el proceso.  De esta manera, bajo una división en cuatro zonas de la ciudad de Cali, con los tres oferentes: Consorcio Escolar Cali 2, Consorcio Transporte Escolar Cali 2 y Unión Temporal T Cali 2024, se distribuirán las zonas de conformidad al cumplimiento de las normas contractuales.

La Administración Municipal, además de la necesidad del servicio público de transporte, se ha apartado del acuerdo marco de precios buscando unos precios muy inferiores a través de su modelo de subasta inversa.

Redacción

Redacción