PLAN DE DESARROLLO CALI, CAPITAL PACIFICA DE COLOMBIA – BIENESTAR SOCIAL

En el grupo de análisis del plan de desarrollo en la Comisión de Plan y Tierras, Bienestar Social, podría decirse que es una gran alcaldía menor de la ciudad, la alcaldía social, todo por el tamaño de sus necesidades, problemas y hasta número de funcionarios. Dada la importancia y la cantidad de programas que atiende la Secretaría de Bienestar Social de la Alcaldía de Cali, los concejales participantes en el debate del Plan de Desarrollo 2024 – 2027 solicitaron una revisión de fondo a los indicadores y metas que se proponen para los próximos 4 años. Y el balance de los cabildantes de la secretaria de Bienestar social en el PDD Cali 2024 – 2027, es preocupante

  • La Presidente de la Comisión de Plan y Tierras, además coordinadora ponente del Plan de Desarrollo, Tania Fernández Sánchez, solicitó a los concejales presentar las proposiciones orientadas a fortalecer los programas que corresponde ejecutar a la secretaría de Bienestar Social, dada la debilidad de los indicadores presentados por la titular de ese organismo, María Isabel Baron. Urge que la Secretaría de Bienestar proyecto en el Plan de Desarrollo, una articulación con otros organismos de la Administración Distrital, para hacer más efectivas las metas, al tiempo que pidió que la Alcaldía agilice la contratación para que los planes y programas sociales a cargo de Barón, puedan iniciar sin contratiempos.

Temas como la primera infancia, las personas en condición de discapacidad, los habitantes de calle, los comedores comunitarios, la población Lgtbi Q+, el adulto mayor, las juventudes, las mujeres en vulnerabilidad, población migrante, entre otros, fueron abordados por el Concejo, en el ítem que corresponde a Bienestar Social.

  • El Presidente del Concejo, Carlos Andrés Arias, reiteró que la Secretaría de Bienestar Social debe ser transversal a todas las dependencias por lo importante que es. Anotó que la ciudad debería tener seis casas de justicia articuladas con todas las entidades que velan por la seguridad, protección y atención al ciudadano para que los quejosos o demandantes no tengan que ser remitidos a otras instancias y oficinas, porque ello conlleva a que la gente se aburra y abandone el caso. Y se mostró preocupado porque en lo corrido del año van siete feminicidios.
  • El Concejal Edison Lucumí Lucumí, pidió revisar los indicadores del grupo poblacional de la primera infancia, en el que se contempla la atención de 10 mil menores en las Unidades de Transformación Social – UTS, cuando hay más de 30 mil niños en situación de vulnerabilidad. Igualmente llamó la atención sobre las raciones alimentarias en los comedores comunitarios, en la atención que se debe brindar a recicladores y recuperadores ambientales, lo mismo que dotación de baños y duchas para los habitantes de calle.
  • El Concejal Sergio Mauricio Zamora, sostuvo que uno de los ejes del Plan es una Cali reconciliada con inversión social y la Secretaría de Bienestar Social debería enfocarse en ello y no basar el indicador 1 de funcionamiento en ahorrar los próximos 4 años, labor que corresponde al Modelo Integrado de Planeación y Gestión – MIPG.
  • La Concejal Daniella Plaza, el tema de juventudes presenta 2 indicadores, con un enfoque de participación y liderazgo, pero ello no es suficiente, pues el cumplimento puede quedar amarrado al operador, por lo que planteó que hay que tomarlo como grupo poblacional articulado a la dependencia de Seguridad y Justicia; al tiempo que llamó la atención para que el observatorio social de la Secretaría se fortalezca porque está desaprovechado.
  • El Concejal Carlos Ariel Patiño, Segundo Vicepresidente del Concejo, solicitó que el enfoque de género sobre el cuidado de la mujer debe ser de tipo educativo para que desde las escuelas se formen los niños y así inculcar en ellos el ser hombres solidarios con las mujeres y bajar a futuro los índices de violencia. Hay que crear rutas seguras para las mujeres deportistas sean protegidas con seguridad y la policía.
  • La Concejal Alexandra Hernández, manifestó que los niños de primera infancia tiene un indicador muy bajo por lo que solicitó tener en cuenta a las madres lactantes, las indígenas, los palenques y la atención nocturna a los niños; aparte de prevenir el trabajo infantil, amparados con una patrulla y agentes rosa. Igualmente, planteó que niños y jóvenes de sectores marginados puedan acceder a lugares icónicos, centros recreativos, deportivos y artísticos de la ciudad.
  • El Primer Vicepresidente del Concejo, Marlon Andrés Cubillos, destacó que la zona rural haya sido tenida en cuenta y ello debe reflejarse en los indicadores. En cuanto a las raciones de alimento en los comedores comunitarios, indagó sobre la cifra presupuestada para que se dé claridad si en ella está contemplado el rubro que pone el operador. “La tarifa preferencial en el MÍO para las personas vulnerables no cuenta con recursos en Metrocali, por lo que su financiación debería salir de las otras dependencias de la Administración, pues estas personas deben desplazarse para ir al médico o hacer otras diligencias”.
  • La concejal Ana Leidy Erazo Ruiz, reiteró que los indicadores presentados se han quedado cortos y que teme que el programa Cuidarte se vaya a llevar una gran cantidad de plata. Al tener muchos interrogantes por despejar, anunció la presentación de 21 proposiciones pidiendo claridad a las inversiones en Bienestar Social.
  • La Concejal Audry María Toro, anotó que la Secretaría de Bienestar Social tiene un presupuesto robusto para atender todas las necesidades en estos 4 años, por lo que debieron recoger todas las políticas públicas, buscar las falencias y saber qué no se ha realizado para proceder a solucionarlo, pues muchas políticas públicas reciben recursos por estampillas u otras fuentes, pero hay sectores que poco recibieron y no les dieron solución porque se destinaron esos recursos para otras cosas.
  • El Concejal Flower Enrique Rojas, se refirió al fortalecimiento del observatorio de juventudes, cuya política pública cumplió 5 años y no se sabe qué ha pasado con ella. “Solo hay 2 indicadores para 600 mil jóvenes y van a impactar 2.000, falta ruta y caracterización clara y todo porque se basan en los datos de particulares porque no existen los propios”,
  • La Concejal María del Carmen Londoño, denunció que el número de los comedores comunitarios anunciados y las raciones a repartir no se han cumplido, puesto que, funcionan 686 para 820 mil personas con hambre y además en algunos les dan alimentos dañados.
  • Para que la población vulnerable no sufra y se acabe con el hambre en Cali, el Concejal Roberto Ortiz. propuso presentar un proyecto de Acuerdo para que el 20% del recaudo del impuesto automotor pase a la Secretaría de Bienestar Social y cubra ese ítem.
  • El Concejal Rodrigo Salazar, dijo que hay que revisar las políticas públicas y no solo los indicadores. “Los habitantes de calle no están censados ni caracterizados y este tema no se encuentra en el Plan de Desarrollo”. Y solicitó para las personas en condición de discapacidad un centro adecuado con un espacio físico dotado de personal médico y tecnológico.
  • Mientras que el Concejal Rafael Andrés Escobar, cuestionó que si las Unidades de Transformación Social – UTS son deficientes para prestar el servicio ¿qué pasará con las nuevas que se piensan crear?.
  • El Concejal Henry Peláez, precisó que para cerrar las brechas sociales es necesario atender a los niños y hacerles seguimiento para desarrollar capacidades; abogar porque la enseñanza sea igualitaria en colegios privados y públicos. “El adulto mayor y las personas en condición de discapacidad deben ser prioridad en los subsidios. Del mismo modo, utilizar a los habitantes de calle en su entorno con ofertas laborales y fomentar los programas de Inteligencia Artificial para las personas con discapacidad, quienes pueden trabajar desde su casa, siendo productivos.
  • El Concejal James Junior Agudelo, recordó que fue artífice en la implementación del Comité Municipal de Juventudes – CMJ, donde las acciones y responsabilidades las tiene la Secretaría de Bienestar Social, debiendo ser de la Secretaría de Participación Ciudadana, aunque deben articularse porque hay funciones que se cruzan.
  • El Concejal Juan Felipe Murgueitio, recordó que los recicladores de oficio se reconocieron en este Plan de Desarrollo, pero esta población debe estar incluida en las metas específicas, por lo que habrá que revisar si efectivamente lo están.
  • El Concejal Edison Alberto Giraldo Hoyos, anotó que en el centro de la ciudad se concentran los habitantes de calle, quienes se pueden articular a programas con oportunidades de empleo. “A ellos hay que caracterizarlos y censarlos para conocer su número y poderlos atender, saber si tienen problemas de salud, hambre u otros. Sería bueno buscar cooperación internacional para ellos, darles atención constante ya que no basta con bañarlos, alimentarlos y vestirlos, sino suministrarles baños y duchas. Además, las UTS deberían estar ubicadas en la zona centro para que se puedan atender los hijos de las mujeres trabajadoras”

Redacción

Redacción