Los nubarrones económicos que completan 11 meses al cierre del mes de febrero, especialmente para la VIS, el comercio y la industria, según los datos del DANE, proyectan negativamente un año 2024 de una gran crisis, pero no solamente económica , si no social.

El sector más elástico en generación de empleo, mano de obra no calificada y de rápida contracción, es la vivienda, pero Camacol se ha convertido en un hospital de enfermos empresariales, algunos en estado comatoso al ingresar a la Superintendencia de Sociedades en la búsqueda de una restructuración de obligaciones financieras de ley. Las ventas de VIS se han reducido en un 20.6% en el informe de febrero 2024 con año y medio (20 meses) con decrecimiento en ventas.

Pero lo más dramático es los programas de vivienda que se inician y de allí han llegado a un 55.6% con un año de decrecimiento.

Al publicar el DANE los resultados del desempeño de las industrias manufactureras y del comercio minorista, ratifican la proyección negativa de estos dos sectores en el 2024 y que viene del 2023; la producción industrial bajó en enero un 4.3% y las ventas reales de los industriales bajó un 4.1%.

Y el comercio no se queda atrás los minoristas sus ventas bajaron 3.9% vs el mismo mes de febrero 2023 y el personal ocupado decreció el 0.2%. Son 11 meses de decrecimiento en estos dos sectores que también hacen parte fundamental de la economía colombiana.

Se requiere individualmente un verdadero plan, señores del Ministerio de Industria y Comercio, del Ministerio de Vivienda, tendiente a leer los resultados económicos del año 2023 y estos dos primeros meses del 2024, donde vamos hacia una recesión. Necesitamos unos Ministros que copen la atención ciudadana con propuestas que les permitan a los sectores productivos tener un mayor dinamismo en su crecimiento.

Por ello nuestra respetuosa recomendación es el plan de choque, especialmente con la vivienda, el comercio y la industria, por ello , bienvenida la desaceleración de las tasas de interés que ordenó la junta del Banrepublica, es importante, pero no suficiente. Debe Sr Presidente, crear el clima de confianza para la inversión, que Colombia la perdió.

Redacción

Redacción