El presidente de la Fundación Carvajal y los 50 años de la institución. "El mayor problema es el desempleo de los jóvenes"

Por Redaccion Cali… el Dom, 01/05/2011 - 4:45pm

Cali Escribe publica el reportaje que le hiciera el programa radial Ciudad al Aire – Unidos por Cali al presidente de la Fundación Carvajal, Ingeniero Roberto Pizarro, en la celebración de los 50 años de operación de la fundación.

Es indudable el aporte de la Fundación Carvajal al desarrollo social y económico de la comunidad caleña desde su fundación hace ya 50 años. En especial se destaca su trabajo por las comunidades más vulnerables, su lucha por ayudarles a encontrar oportunidades para que salgan de la pobreza.

Fabio Rodríguez y Ramiro Varela, entrevistaron al ingeniero Roberto Pizarro:


F.R: Nos sentimos muy orgullosos de tener esta entidad en el Valle del Cauca. Evocamos la figura de Don Manuel Carvajal y recordamos muchas de sus expresiones. Especialmente cuando decía que no puede haber una empresa sana en una comunidad enferma.
R.P: Muchas gracias por tus palabras. Nosotros en la fundación, efectivamente, estamos cumpliendo los 50 años; siempre trabajando para solucionar tantas necesidades que tenemos en la comarca que tú conoces perfectamente. Y bueno, ahora estamos empezando otros 50 años.
F.R: Bueno, queríamos al hacer alusión a la Fundación hoy. Nosotros, los que vivimos esa época y tuvimos la oportunidad de conocer a Don Manuel. ¡Ese gran hombre! Y que hemos seguido la trayectoria de Carvajal y la labor social que ha hecho, hacerte llegar no solamente nuestra felicitación sino nuestra voz de aliento a ti y a todos tus funcionarios y decirte que los admiramos mucho y que nos sentimos muy orgullosos de que el Valle del Cauca pueda tener una empresa, una entidad, como la que ustedes dirigen.
R.P: Muchas gracias por sus palabras. De Don Manuel uno puede decir que fue una persona que se adelantó a lo que hoy se llama responsabilidad social empresarial. Me parece que ese es un hecho muy importante porque fue un hombre Vallecaucano de una familia muy importante, que tenía la visión. Fue un hombre visionario al concebir esto de la Fundación. El esfuerzo no fue pequeño, su familia hizo un aporte del 35% de su patrimonio para crear la Fundación Carvajal. Esto hoy es algo, yo no digo que común, pero el señor Bill Gates y otros filántropos están haciendo lo que la familia Carvajal viene haciendo hace 50 años. También es un signo y una muestra de una visión de ciudad y responsabilidad social muy importante que hay que resaltar.
R.V: ¿Cual es la inversión presupuestal en el 2011 de la Fundación para el desarrollo de su labor social?
R.P: El presupuesto, los recursos, que pasan por la tesorería son 35 mil millones de pesos aproximadamente. Eso es lo que vamos a invertir. Obviamente ahí no están incluidas muchas de las actividades que nosotros hacemos; pero no necesariamente todas las que desarrollamos. Logramos por ejemplo que una institución haga un aporte en las comunidades donde nosotros estamos trabajando y eso no está en nuestro presupuesto.
R.V: ¿Cual es el acto más importante en la celebración de los 50 años de la Fundación Carvajal?
R.P: La Fundación ha tenido siempre un perfil supremamente bajo, muy en la línea de familia. Estamos pensando que en Noviembre se llevará a cabo un acto académico para la celebración. Estamos precisamente trabajando en esto, en principio pensamos en invitar a unos interlocutores nacionales e internacionales para que hablemos sobre la pobreza y las diferentes formas de atacarla. Es un tema primordial, Colombia es un país con el 45.5% de su población sumida en la pobreza y el 18% en estado de indigencia. Y obviamente nos parece necesario conocer las experiencias en la lucha contra este flagelo en otros lugares del mundo; allí podremos contrastarlas con las de Colombia y aprender unos de otros para avanzar en la lucha.
R.V: Bueno uno de los programas importantes de Roberto Pizarro en la presidencia de la Fundación Carvajal es el de desarrollar modelos de educación con énfasis en tecnología para los colegios públicos y trabajar para fortalecer los programas de generación de ingresos con esas comunidades pobres. ¿Cómo es este programa Ingeniero?
R.P: Nosotros tenemos la idea de que la tecnología es hoy el bien más importante en el mundo y también el más económico. Más barato por decirlo de alguna forma. Consideramos que las comunidades vulnerables normalmente han estado excluidas de muchas cosas y me parece injusto que también los excluyamos de la tecnología. Por eso hemos venido trabajando en colegios públicos y comunidades muy vulnerables, no solo dotándolas con salas de sistemas, salas de cómputo y salas de tecnología de punta; sino tratando de lograr que esos sitios se convierta en un hito para el colegio. Porque si logramos que todos estos jóvenes se vinculen al tema de la tecnología y se capaciten a través de los sistemas, van a tener muchas oportunidades laborales a corto y largo plazo.
Hoy existe gran cantidad de software gratuito que la gente no conoce. Eso nos permite afirmar que el acceso a la tecnología no es tan costoso y permite que los jóvenes puedan capacitarse muy bien y conseguir trabajo. Lo que estamos haciendo es trabajar con los profesores y vincular tecnología a la educación, eso va a mejorar la calidad de la educación.
Hemos realizado también unas evaluaciones con la Universidad Nacional y han sido unos resultados sorprendentes donde el ambiente escolar mejora; así como la calidad de la educación y vemos que el ausentismo de los jóvenes disminuye. La misma convivencia de los jóvenes cambia a través de un modelo de vinculación a la tecnología, todo esto es muy importante para nosotros. Otro aspecto fundamental es que la comunidad se vincule al colegio y la comunidad participe de esas salas de sistemas; porque normalmente hay organizaciones que dotan unas salas, regalan unos computadores y yo creo que aquí lo mas fácil es dotar una sala y regalar unos computadores; aquí lo que hay que buscar es ir un poco más allá. Lograr que los docentes que trabajen en el tema adquieran unas competencias que puedan transmitir eficazmente a sus estudiantes y así la comunidad se beneficie. La clave es no encerrar esos espacios en cuatro paredes y dejar a la comunidad sin acceso. Nuestro modelo exige que la comunidad participe.
R.V: ¿Donde están localizadas las bibliotecas que hacen parte de este modelo educativo y cuántos niños se han beneficiado con ellas?
R.P: A ver; nosotros tenemos hoy cuatro bibliotecas: tres en Aguablanca y una central didáctica en la que estamos nosotros. Una en la comuna 18 que terminamos el año pasado en Agosto, y de la cual se benefician aproximadamente 214.000 niños. Lo que representa una cobertura importante. Los niños asisten a la central didáctica después de su jornada escolar, allí investigan, leen y participan de otras actividades. Pueden investigar en libros o acercarse al tema virtual. Nosotros tenemos gente que los acompaña y que les ayuda para que encuentren lo que buscan; no les hacemos las tareas pero se les dirige para que aprendan a llevar un proceso ordenado. Por otro lado tenemos un convenio desde hace muchos años con la secretaria de cultura de Cali donde participan aproximadamente unos 450.000 niños en las bibliotecas públicas comunitarias de la ciudad.
R.V: Finalmente doctor Roberto, como Ingeniero. ¿Cómo ve el estado de la ciudad en este momento?
R.P: Aquí hay un problema caótico, sin duda de movilidad, y yo diría que viéndolo por el lado positivo hay inversión en la ciudad, algo que me parece importante. Nosotros necesitamos una ciudad mucho más pujante, necesitamos inversión. Yo vengo de mirar el foro en Bogotá la semana pasada y uno si lamenta mucho que mientras el presupuesto de proyecto de inversión de Cali son $ 120.000.000 millones con recursos propios, Bogotá tiene mucho mas de un billón y en Medellín es similar. Estuvimos muy dormidos, yo creo que Cali ha venido por un proceso que todos ustedes conocen, un proceso muy lento.
R.V: Abordemos el tema de la seguridad. La Fundación Carvajal trabaja en los sectores populares; ¿han encontrado algo allí?
R.P: Ramiro nosotros estamos encontrando un problema supremamente serio, mayor que el de la seguridad, porque la verdad es que la Fundación jamás ha tenido problemas con los funcionarios; si se analiza la situación en Cali, en Jamundi y en cualquier ciudad de Colombia; hay un grupo de jóvenes entre los 17 y 22 o 23 años, que poco o nada hacen porque no hay actividades para ellos. Y díganme si encontramos en el país, saliendo de algunas capitales como Cali, que existan programas para la juventud. Tenemos una masa de muchachos excluidos de la educación porque no terminaron el colegio; o terminaron con unas competencias mínimas y no pueden entrar a la universidad. Ahí tenemos un problema, que a mí me aterra.
Pensamos que los temas de seguridad se resuelven únicamente con autoridad. La autoridad es muy importante, la Policía, el acompañamiento, pero también hagamos algo para ayudarle a encontrar oportunidades a estos muchachos. Uno va por cualquier barrio, en nuestro caso el barrio el Retiro, Mojica, las esquinas están llenas de jóvenes sentados en los andenes a las 2, 3 o 4 de la tarde sin hacer nada.
Hay que ayudarlos, la Fundación está dispuesta a trabajar intensamente ayudando a encontrar oportunidades a estos muchachos. Debemos brindarles mejor capacitación, darles competencias, alguna actividad tenemos que hacer. No solamente nos dediquemos a buscar autoridad porque vamos a quedar en el peor de los mundos. Llenos de autoridad pero con la gente que revienta; eso me parece un mal presente.
R.V: Asumimos ese reto que usted nos plantea doctor Roberto de ayudarle a generar empleo y educación para estos jóvenes. ¿Algo más que nos quiera compartir Ingeniero?
R.P: No a ustedes Ramiro, a ti y a Fabio muchas gracias por la oportunidad de hacer estos comentarios y también les agradecemos mucho el reconocimiento que le hacen a la Fundación. Como les digo, solamente buscamos una sociedad más justa y brindar oportunidades a la gente por igual, esa es básicamente nuestra misión.
 

Caliescribe edición especial