Egan Bernal y el ciclismo

Por Guillermo E. U… el Sáb, 29/01/2022 - 1:27pm
Edicion
560

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


En 2019, este joven deportista zipaquireño, ciclista de ruta, sorprendió y llenó de orgullo a los millones de aficionados conquistando el máximo trofeo de ese deporte, el Tour de Francia. Fue el primer colombiano y latinoamericano en lograr la presea dorada del ciclismo mundial y a sus 22 años el más joven ganador en mas de un siglo de historia. En 2021 regresó triunfante al ganar el Giro de Italia consagrándose como el mejor ciclista de los últimos años.

El ciclismo ha sido fundamental en forjar una exitosa historia deportiva nacional remontándose su inicio hace mas de setenta años. La agreste topografía de la altiplanicie cundiboyacense ha convertido sus nativos deportistas en fenómenos ejemplares de escaladores, conquistando a lo largo de los años, la mayoría de premios de montaña en todas las justas mundiales de este deporte.

Egan Bernal y el ciclismo

A diferencia de otras disciplinas deportivas, el ciclismo no requiere grandes inversiones en instalaciones deportivas, estadios, infraestructura ni costosas nominas. La mayoría de ciclistas son fichados por grandes patrocinadores europeos con excelente remuneración, aunque incomparable en términos de valores de otras disciplinas como el futbol, baloncesto, tenis, golf, hockey, entre otros.

Lamentablemente el peligroso riesgo del deporte es que debe practicarse en carreteras abiertas, compitiendo espacio con el trafico automotor que transita por esas mismas vías.

La semana pasada en una jornada de practica, la joven promesa se accidentó. Ha sido sometido a varias intervenciones quirúrgicas, las cuales confiamos permitan su pronta recuperación. Desafortunadamente, el insuceso, lo marginarán este año del deporte, de paso segando nuestra entusiasta sed de triunfos, a los cuales el ciclismo colombiano nos tiene acostumbrados.

Egan Bernal y el ciclismo

La practica del deporte debe ser revisada a profundidad. La Federación Colombiana de Ciclismo debe convertirse en promotor de iniciativas de seguridad, que no solo protejan la integridad de las figuras deportivas mas importantes del país, sino de los cientos de miles de ciudadanos que diariamente practican el deporte. Se estiman mas de 120 millones de trayectos diarios, rurales y urbanos.

Es incomprensible, la falta de protección a nuestras glorias deportivas. Porque no se ha acudido a los organismos de protección del estado, la policía de carretera o la misma Unidad Nacional de Protección. A esta ultima acuden permanentemente en búsqueda de escoltas, conductores, vehículos blindados, personal motorizado, personas que se sienten en riesgo y solicitan medidas de protección colectivas.

Acaso no tiene el mismo derecho los ciudadanos que practican ciclismo ser protegidos. Cuando los equipos de futbol se trasladan, son escoltados por personal motorizado. Cuando se realizan partidos de futbol el despliegue de fuerza publica es gigantesco. Cuando el mas humilde aspirante a elección popular empieza su labor electoral, gestiona, y le es concedido, el acompañamiento policivo.

Es el momento de buscar modificaciones al Código Nacional de Transito con respecto a la movilidad en bicicleta, tanto urbanos como intermunicipales, del gigantesco parque de mas de 80 millones unidades en Colombia.

Caliescribe edición especial