Elecciones: Caminando sobre la cuerda floja

Por Carlos Cuervo el Sáb, 28/05/2022 - 6:51pm
Edicion
577

Carlos Armando Cuervo Jiménez

Emprendedor y empresario con formación en Ingeniería Industrial


Las decisiones que los ciudadanos colombianos debemos tomar frente a la escogencia de candidatos en esta primera vuelta presidencial, se asemeja a la famosa suerte de caminar sobre una cuerda floja.

¿Por qué?

Inicialmente es una decisión entre legitimar el statu quo o buscar una transformación del manejo en la función pública y del concepto económico de administrar el país.

Históricamente éramos un país centralista con un manejo de muchos servicios provistos por el estado, pero ideológicamente muy conservador.

Los cambios impulsados por Ronald Reagan y Margaret Thatcher en una economía que se empezaba a globalizar a mediados de los 80s impulsaron reformas en muchas naciones donde se privatizaron servicios, en un empeño por reducir procesos ineficientes al trasladar estos esfuerzos a la productividad de los privados.

Colombia no fue ajena a estos cambios de privatizar empresas estatales y además entró en el modelo del comercio globalizado a través de la firma de los tratados de libre comercio.

Pero las aparentes buenas intenciones de hacer más eficientes las empresas públicas desenmascararon las fauces y colmillos de mercantilistas inescrupulosos, quienes se beneficiaron con las nuevas posiciones de poder al incrementar utilidades y beneficios a expensas de su condición monopólica u oligopólica, aprovechándose de los usuarios.

Los tratados de libre comercio entregaron a mercados subsidiados nuestros débiles emprendimientos agrícolas, pasamos de cultivar nuestra propia comida a importarla.

Además una parte de nuestra endeble industria tampoco soportó el poder de la competencia de gran escala.

Ahora y tras los dos años de pandemia, además de la gestión errática de la administración Duque, debemos decidir si continuamos con este modelo de economía liberal o regresamos al modelo proteccionista que Gustavo Petro desea implementar.

Es claro que la independencia alimentaria basada en la producción nacional de cereales, verduras y tubérculos debería ser una prioridad, mas cuando la guerra Rusa-Ucraniana ha puesto al mundo frente a una crisis de suministros sin precedentes.

También es determinante tomar acciones frente a la sustitución de la dependencia de la explotación y exportación de los combustibles fósiles, antes que el G7 y sus amigos tomen decisiones de fondo en contra de esta industria, tal vez en unos 10 a 15 años.

Asi mismo es necesario realizar ajustes para que las finanzas del sistema contributivo en salud no se desperdicien o se inviertan sus recursos por fuera de su objetivo principal como es la prestación de un servicio de salud de calidad a sus afiliados.

De igual manera hay que hacer muchos cambios a los sistemas de contratación y de concesiones. Y eliminar nuestro desequilibrado método de conceder excepciones tributarias y quizás establecer una tarifa de impuesto de renta mas baja pero a raja tabla para todos sin exclusión alguna.

setdrytf

Así que las modificaciones anunciadas por el candidato Petro son de seguro necesarias, pero sin sus imposiciones discursivas y seguramente con mejor aceptación si son negociadas con los afectados.

Si apoyamos al candidato Federico Gutiérrez se perpetuará por otros 4 años el actual modelo administrativo con las decisiones y ejecuciones que nos han traído hasta este caos, pero igualmente le avala a la clase media que si hay ajustes serán suaves, garantizando su actual nivel de vida.

Con Petro vendrían transformaciones severas ante las cuales no estamos habituados. De ahí que la caminata por la cuerda floja para tomar una decisión objetiva y adecuada queda envuelta en vientos y torbellinos huracanados.

Finalmente, más allá de cambios profundos o radicales lo que se requiere es un hombre con el suficiente carácter, autoridad y liderazgo para hacer cumplir las miles de leyes y normas existentes que de seguro incluyen todas esas reformas.

Soy un convencido que nuestra extensa legislación administrativa, civil y penal recoge las normas suficientes para acabar con tanto desmadre y lo que aún no esté incluido no requiere cambios atrevidos.

Asi que cualquier candidato que se hubiese comprometido con hacer cumplir las normas con rigurosidad sería el adecuado.

Pero hasta hoy no encuentro quien de ellos sea éticamente responsable para cumplir con su palabra, honrar sus compromisos y hacer cumplir las leyes y respetar la justicia.   

Cierro mi disertación sugiriendo a cada uno, voten a conciencia por el futuro país que heredaran sus hijos.

Caliescribe edición especial