¿El daño pandémico al deporte será irreparable?

Por Redaccion el Sáb, 25/04/2020 - 6:35am
Edicion
470

sdv
La parálisis de los deportistas en un daño que aún no se ha medido desde el punto de vista técnico deportivo sicológico

Luis Eduardo Echeverry Franky

Ingeniero Civil , Amante del deporte


El deporte mundial afronta el inminente reto de las consecuencias que provoca el coronavirus, donde se arrasó con la plataforma económica deportiva de ingresos que desapareció por todo concepto y los costos, obviamente siguieron existiendo. Y se sabe que los tamaños de las empresas deportivas, los  presupuestos de competiciones , las cotizaciones de bolsa y premios a deportistas, será difícil que vuelvan a esos tamaños siderales. 

La parálisis de los deportistas en un daño que aún no se ha medido desde el punto de vista técnico deportivo sicológico, y hasta social, ante la ruptur por ya mes y medio del ciclo deportivo del atleta. Hasta cuando resistirán ?

Distintas competiciones coquetearon con la idea de realizar los eventos deportivos agendados a puertas cerradas (sin público), pero se toparon con la sorpresa de que eso jamás sería una solución. Básicamente porque este virus – como cualquier otro – le puede tocar a cualquier persona. Desde políticos, millonarios, hasta estrellas del deporte.

Un claro ejemplo fue la Serie A Italiana del fútbol, que después de suspender en primera instancia el clásico italiano Juventus – Inter, a la siguiente semana, el 8 de marzo, decidió jugarlo. ¿Qué pasó? Que Daniele Rugani, futbolista italiano que milita en la Juventus, dio positivo por Covid – 19 y tuvieron que poner en cuarentena preventiva a ambos equipos.

La UEFA fue otra institución que intentó disputar sus competiciones a puertas cerradas, de hecho, lo probó. Paris Saint Germain y Borussia Dortmund jugaron sin público la vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League en París. De igual forma, Atalanta visitó al Valencia CF y jugaron a puerta cerrada en Mestalla por la misma instancia. La Europa League tampoco se quedó atrás y varios partidos de los octavos de final se jugaron sin público.

dsvd
En la región el impacto económico también será un golpe fuerte. Todos los campeonatos nacionales suspendidos, las competencias internacionale

¿Pero qué pasó? Además de la serie entre el Valencia y el Atalanta de Bérgamo, había tres eliminatorias más entre equipos españoles e italianos, Barcelona – Nápoles, Inter de Milán – Getafe, y Roma – Sevilla. Uno por la Champions y los otros dos por la Europa League. Para aquellas fechas, no se podían tomar vuelos entre ambos países, el Consejo de Ministros español había suspendido los vuelos directos desde Italia para evitar la propagación del Covid – 19. No se podía jugar.

Y si no se disputaban esos encuentros, ¿cómo se seguía la competición? Imposible. Las opciones de seguir con el show eran escasas, además, la propagación del coronavirus avanzaba a pasos agigantados en los primeros días del mes.

La UEFA se llevó tantas críticas que horas después canceló todo tipo de competiciones con otro comunicado, pero eso no impidió que ese jueves 12 se jugaran partidos por la UEFA Europa League.

En la región el impacto económico también será un golpe fuerte. Todos los campeonatos nacionales suspendidos, las competencias internacionales , continentales como la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana no se quedan atrás y no está de más recordar que, al igual que la EURO, la Copa América ha pasado para el 2021. Incluso el mundial de Qatar empieza a verse perjudicado en pleno 2020 tras suspenderse las primeras fechas de eliminatorias mundialistas.

Estiman pérdidas de USD 43 000 millones en el mundo

Las actividades deportivas generan el 1 % del PIB mundial, que son aproximadamente unos USD 647 000 millones al año. El economista José María Gay de Liébana señaló a La Vanguardia que era imposible determinar cuánto puede afectar el Covid – 19 al bolsillo del deporte; pero ya especialistas están hablando de una pérdida de USD 43 000 millones en todo el planeta, un número que refleja el gancho al mentón que la pandemia le está propinando al deporte mundial.

Se está hablando mucho de las pérdidas, pero pocos están cuantificando la instria del deporte y la cantidad de personas que viven él. Desde los empleos formales e informales que genera, hasta los beneficios a las ciudades y empresas relacionadas. Un ejemplo claro son los periodistas deportivos, que ahora están obligados a reinventarse para poder generar contenido. ESPN, Fox Sports, Directv Sports, Bein Sports y las grandes cadenas deportivas se están viendo en la imperiosa necesidad de abordar otras áreas, para mantenerse a flote.

También el impacto que genera en los programas o periodistas “más pequeños”, como lo de los programas de radio comunitarios o canales en Youtube que se dedican netamente al área deportiva y de ahí sacan sus beneficios. Estos casos “más invisibles” también se ven tremendamente afectados.

dvdv
Personas que trabajan toda la semana y que cuando llega el fin de semana quieren disfrutar de su deporte o equipo favorito

Incluso yendo un poco más allá, en la misma sociedad las actividades deportivas televisadas son el gran sostén de la vida de muchos. Personas que trabajan toda la semana y que cuando llega el fin de semana quieren disfrutar de su deporte o equipo favorito en la comodidad de su hogar o yéndose a un estadio a apreciar alguna disciplina.

El coronavirus golpeó  a todo el mundo, nadie se queda por fuera. Quizás llegó para poner en su lugar a la humanidad y para que dimensionemos que no somos los amos del mundo. Todos estamos reducidos a cumplir, responsablemente, con las medidas de prevención. No importa si te llamas Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o el nombre más común que puedan imaginar.

El gancho que está armando el Covid – 19 al deporte puede ser de KO, irreparables. Daños económicos multimillonarios, cientos de miles de empleos en amenazas, incumplimientos de contratos por fuerzas mayores. Un gancho que puso la mira en los Juegos Olímpicos de Tokio, la última gran competición que  ya caída está, la más importante de todas sin dudas. Una inversión de USD 22 665 millones en gran riesgo, que tiene un presupuesto de 11 872 millones que dependen en su cuarta parte de los patrocinios, que son unos 3 327 millones.

La postergación de Tokio 2021 es la realidad, sobre el julio 23 del 2021, no hay certeza, según expertos de la OMS, pero lo único cierto es que se debe cuidar la salud de los deportistas; el gran daño aún se desconoce, pues ni la práctica deportiva está con algún protocolo en Colombia, ni la posibilidad de las competiciones internacionales se visualiza en ningún calendario internacional.

Caliescribe edición especial