El vandalismo

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 23/10/2021 - 3:51pm
Edicion
548

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


677y8ui
Por ello, a quienes asolaron la ciudad, durante el llamado paro, se les llama vándalos y presenciamos como se destruían bienes públicos y oficinas

La palabra vándalo se deriva del nombre de un pueblo bárbaro de origen germánico procedente de Escandinavia, que asoló a Roma en el Siglo IV y por ello el vandalismo se define como la acción destructiva contra la propiedad pública y privada sin consideración alguna hacia los demás y que pone en peligro la convivencia de los ciudadanos.

Por ello, a quienes asolaron la ciudad, durante el llamado paro, se les llama vándalos y presenciamos como se destruían bienes públicos y oficinas, se destrozaban las estaciones del MIO y sus vehículos, se pintarrajeaban paredes, se derribaban monumentos y se destruía la mayoría de los semáforos que controlan el tráfico vehicular. Lo triste fue sentir la ausencia de la autoridad, que se debe ejercer como lo manda la Constitución Nacional para defender la honra, vida y bienes de los ciudadanos.

Pero nos seguimos preguntando: ¿Que hay detrás de estos actos vandálicos, obviamente coordinados y financiados por alguien y que se busca o se pretende? ¿Por qué sigue el vandalismo contra el esencial transporte masivo MIO y cuál es su cometido?

Se tiene la sensación de que en Colombia hay un movimiento soterrado para crear la anarquía y el desgobierno. Tristemente lo vemos en Santiago de Cali, en donde la impresión generalizada es que crece el desorden, el estado de mugre y abandono, lo que conlleva, entre otras cosas, a un aumento de la inseguridad y el temor de ser asaltados, agredidos y que se asesine por robar un celular, un vehículo o una bicicleta en cualquier momento. Las casas no son ocupadas por considerarlas inseguras, en los condominios se refuerza la seguridad y el temor crece aumentado por la pandemia del coronavirus.

wege
El gran negocio de la coca ha corrompido nuestra sociedad y debe ser eliminado de alguna forma, pues es la principal causa de la violencia

Es decir, como vamos, volveremos a la Edad Media, cuando las personas salían siempre acompañadas de un cuerpo de guardia y en las reuniones en los castillos los señores se colocaban de espalda contra las paredes para prevenir ser asaltados.

El gran negocio de la coca ha corrompido nuestra sociedad y debe ser eliminado de alguna forma, pues es la principal causa de la violencia, el desplazamiento y los homicidios. Se piensa que, si se legaliza, su rentabilidad disminuye y ocurriría como con los licores, que desaparecieron las grandes mafias que explotaban ese negocio en EE, UU. Igual estamos enfrentados a una lucha política que no es clara en muchos aspectos y pareciera, como dirían los abuelos, que hay detrás de ella intereses non santos.

  Creemos es el momento en que debemos reaccionar y actuar para presionar que las autoridades respondan ejemplarmente en el cumplimiento de su deber y ser actores para lograr un mejor país y una mejor ciudad.

Caliescribe edición especial