Nubank, David Vélez y su filosofía filantrópica

Por Guillermo E. U… el Sáb, 21/08/2021 - 11:38am
Edicion
539


Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


Hasta hace pocos años poco o nada se sabia de David Vélez, un colombiano nacido en Medellín, radicado en Sao Paulo, Brasil. El ejemplo del emprendimiento paisa forma parte de su ADN. Viviendo con su familia en Costa Rica, a sus nueve años compró una vaca, y con parte de la venta de la cría, años después se matriculaba en la prestigiosa universidad californiana de Stanford, donde obtuvo su titulo de ingeniero financiero.

Inicio su carrera en Nueva York trabajando con Morgan Stanley y General Atlantic. Unos años después reinicio estudios en Stanford obteniendo su MBA. Por su experiencia en el novedoso mundo de las financieras tecnológicas (fintech) logró su vinculación a uno de los mas agresivos fondos de inversión orientados hacia emprendimientos tecnológicos, Sequoia Capital.

Esta entidad lo trasladó a Sao Paulo, donde había vivido antes. Cuando fue a abrir la cuenta bancaria le presentaron tantas trabas, requerimientos y reglamentaciones, que tardó seis meses en su apertura. En esta dificultad vio una oportunidad. Crear un banco digital, moldeado bajo la filosofía del Amazon de Jeff Bezos, donde el cliente/usuario es lo esencial y primordial.

En 2013, con dos amigos, dos millones de dólares de inversión de su antiguo empleador y otro fondo de inversión, inició la aventura en una modesta casa en Sao Paulo, de crear un banco totalmente digital. La primera meta fue una tarjeta de crédito digital, bajo la franquicia Mastercard, y posteriormente extendiendo servicios a cuentas bancarias y créditos digitales.

wer

La innovadora aplicación logró en seis años convertirse en uno de los cinco bancos más grandes de Brasil con más de cuarenta millones de clientes. Empezó a expandirse a México, Argentina y abrirá operación en Colombia, después de varios meses de trámites, en este segundo semestre del 2021. La rápida expansión, acompañada de varias rondas de inversión, le generan un valor patrimonial superior a US$ 30 mil millones. Su fundador, según la revista Forbes registra una fortuna superior a US$ 5 mil millones, convertido en el segundo billonario colombiano después de Luis Carlos Sarmiento.

No obstante, el vertiginoso éxito emprendedor, David Vélez y su esposa, la peruana Mariel Reyes, sorprendieron, con prístina sencillez, el pasado 11 de Agosto con la noticia de unir esfuerzos con Warren Buffet y Bill Gates de entregar su fortuna a la iniciativa Giving Pledge, en ayudar a resolver problemas sociales en América Latina.

La simpleza filosófica es admirable. En la misiva expresan “El nivel de éxito financiero alcanzado nos ha hecho reflexionar profundamente sobre cómo utilizar mejor la riqueza adquirida. . . debemos invertir la mayor parte de nuestra riqueza de la misma forma en la que estamos invirtiendo gran parte de nuestro tiempo: contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas.”

No solamente es un exitoso emprendedor sino un ejemplo generacional de contribuir hacia la generación de un impacto social positivo orientado como “plataforma filantrópica en mejorar condiciones para niños y jóvenes latinoamericanos mas vulnerables y desfavorecidos.”

Gracias David y Mariel por esta lección de vida.

Caliescribe edición especial