Valle del Cauca se consolida como bastión de la izquierda

Por Guillermo E. U… el Sáb, 19/03/2022 - 4:53pm
Edicion
567

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


Dice el viejo proverbio árabe “Solo tiran piedras al árbol cargado de frutos”. Así parece ser la analogía del resultado electoral del 13 de marzo con la consolidación de integrantes del Pacto Histórico, tanto al Senado como la Cámara de Representantes, en el Valle del Cauca.

El Valle del Cauca ha sido, es y seguirá siendo una prospera y dinámica región. Su puerto marítimo, por el cual se moviliza mas del 60% del comercio exterior, su fértil valle irrigado por envidiable riqueza hídrica que tributa desde ambas cordilleras. Un esplendoroso clima tropical, de altas temperaturas de día y diametralmente opuestas bajas en la madrugada que determinan un medio ecológico excepcional para el cultivo de la caña de azúcar. Un departamento, de puertas abiertas, al cual llegaron migrantes de otras zonas del país a forjar su futuro, fundando un sinnúmero de municipios en ambas cordilleras.

Es una región que mezcla su actividad agroindustrial y agropecuaria, con el ilimitado universo de industrias manufactureras, pujanza comercial e incalculable oferta de servicios.

Durante mas de dos siglos ha ejercido un compromiso empresarial de irrigación y generación de riqueza. Mediante empleo formal, acceso a la educación, programas de salud incluyentes, responsabilidad medioambiental, libertad de asociación sindical, brinda oportunidades como pocas regiones del país.

Valle del Cauca se consolida como bastión de la izquierda

El sector fundacional privado ha sido fundamental en cerrar brechas de desigualdad, inequidad, capacitación y seguridad alimentaria. El sector privado, conjuntamente con el estado, han forjado grandes centros educativos de enseñanza superior, privados y estatales, entregando profesionales que se destacan globalmente en infinidad de sectores productivos, de investigación y desarrollo.

Los centros de desarrollo e investigación, impulsados por los sectores privados y públicos son modelos ejemplares reconocidos mundialmente aportando soluciones a los cambios de la complejidad que el mundo afronta.

El departamento, su capital y decenas de ciudades intermedias han afrontado con hidalguía, compromiso y acción las múltiples embestidas de actores ajenos, como el desplazamiento forzado, el robustecimiento del narcotráfico con todas las aristas que conlleva, una incalculable recurrente migración que demanda servicios poblacionales comparativamente a un crecimiento vegetativo que no lo generaría.

Por ello no es comprensible que la inmensa población desconozca el esfuerzo que por décadas se ha asumido, tanto sector privado como publico, y en las urnas se vislumbren cambios insensatos.

Acaso los ganadores electorales no gozaron de las oportunidades brindadas, para vociferar cambios incomprensibles. No fueron, precisamente los ganadores de las justas, quienes tuvieron la oportunidad de educación superior, de liderar organizaciones sindicales y defender, con plenas garantías, el derecho a la libre expresión y defensa de principios básicos de convivencia.   

Quizás la lección aprendida es resultante de la gran apatía de la inmensa mayoría poblacional que no ejerció su derecho al voto y permitió que otros decidieran el futuro de la región y la nación por ellos.

Unamos esfuerzos con la bancada elegida, no para discutir posiciones ideológicas, sino para trabajar en procura de mantener y mejorar las condiciones regionales que nos preocupan a todos. Unidos por un Valle del Cauca pujante, tierra de oportunidades.

Tengan cuidado con los falsos profetas, pues ellos están disfrazados de mansas ovejas, pero por dentro son lobos feroces. Mateo 7:15

Caliescribe edición especial