Urge un plan ambiental nacional

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 16/01/2021 - 12:51pm
Edicion
508

qwqetrht
Por eso Colombia necesita un plan de manejo integral para el país con el fin de detener nuestro deterioro ambiental

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


El comportamiento de la atmósfera no obedece a los límites políticos de las naciones u otras divisiones administrativas regionales, pues ella actúa sobre el Planeta. Lo anterior hace cada día más evidente la necesidad de una política ambiental mundial, acuerdo que a nivel mundial se ha pretendido entre las principales naciones del mundo, aquellas que más contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero como China, la mayor, y EE. UU. que le sigue, pero son planes que no se cumplen.

Por eso Colombia necesita un plan de manejo integral para el país con el fin de detener nuestro deterioro ambiental y especialmente el causado por las siembras de coca, la minería ilegal y la explotación maderera sin control o reposición. En el país ya son evidentes los efectos de estos daños: sequias en muchas regiones y grandes y dañinas avenidas de ríos y quebradas.

ewrg
Igual de urgente es un Plan Nacional para el manejo ambiental del país

La creación del inútil Ministerio del Medio Ambiente y las similares Corporaciones Autónomas regionales ( Departamentales )  no realizan nada fundamental, entre otras cosas porque las cuencas hidrográficas del país no obedecen a los límites departamentales. La desaparición de la antigua CVC significó la emasculación en el manejo integral de la cuenca alta del Río Cauca, hoy más que urgente de realizar ante las evidencias en los cambios de comportamiento del clima por el calentamiento global y si el vital Plan del Agua, estudiado en 1990, no se acomete prontamente, ya es bien tarde, por cierto, será catastrófico para la región.

Igual de urgente es un Plan Nacional para el manejo ambiental del país en el cual el Estado ejerza su poder y controle con eficiencia los factores mencionados en este artículo y que vienen causando grave daño en el país. Esto no da más espera y volviendo a Esopo, portémonos como la laboriosa hormiga y no actuemos como la alegre cigarra, que no podrá ni llorar cuando llegue el anunciado desastre.

Caliescribe edición especial