Triste el país y el oficio, murió Mauricio Gómez

Por Editorial el Sáb, 14/05/2022 - 5:49pm
Edicion
575

Homenaje nacional en su despedida

Indudablemente Mauricio Gómez Escobar le aportó al periodismo colombiano talento, Independencia, calidad humana, que no sé privilegió de ser nieto del expresidente de la República e hijo de uno de los hombres más brillantes de la actual generación, Álvaro Gómez Hurtado; abogado de la Javeriana en 1972, encargado de las páginas internacionales de El Siglo entre 1976 y 1978, director del noticiero TV  24 Horas de 1979 a 1988, año donde abandonó el país por amenazas contra su vida. Trabajó en el International Desk de CNN en inglés en Atlanta 2 años, y en el o Univisión de 1991 a 1992.

En 1993 en Francia donde tomó cursos de dibujo, pintura y escultura, donde le tomó el asesinato de su padres, Alvaro Gomez Hurtado, regresó a Colombia en el 2005 y dirigió para Caracol Televisión y revista Semana el documental Colombia Vive, compendio 25 años de historia del país, en el 2006, en  CM& hizo  “Crónicas de Mauricio Gómez”

Recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en diez oportunidades por sus investigaciones y reportajes, ganador del premio Nacional de Periodismo CPB al Mérito Periodístico por toda una vida dedicada a esta actividad y por su honorabilidad personal, ejemplo para las nuevas generaciones. Gómez crítico con la labor de la JEP en relación con el magnicidio de su padre, pues en su opinión el reconocimiento de ese crimen hecho por miembros de las Farc buscaba desviar la investigación de los verdaderos asesinos.

Triste el país y el oficio, murió Mauricio Gómez

Desde 2018 periodista en Noticias Caracol TV., Mauricio Gómez murió a los 73 años esperando el esclarecimiento de la muerte de su padre

En Cali, el Valle del Cauca y toda Colombia conversó con los necesitados, con la gente, trabajando con rigor científico, periodístico y sensibilidad, gigante en la narrativa de televisión y especialista en temas ambientales. Se especializó en la crítica donde el volumen de reportajes lo dicen todo que le permiten pasar a la historia con una gran dimensión, y el talante con ingenio.

Después de haberlo hecho todo en el periodismo,  columnista, director de diario , productor, presentador y director de TV , como un sencillo reportero, se convirtió en uno de los hombres más grandes del periodismo colombiano, en investigación y denuncia, logrando altos niveles de audiencia y respetabilidad.

Un periodista independiente que no tomo partido político y fue intachable al ejercer el periodismo sin ningún modelo de escándalo, todo fue con fundamento, sin agenda oculta y siempre trabajó   el interés general sobre el  particular, y las batallas personales las lideró con principios.

Triste el país y el oficio, murió Mauricio Gómez
.

El éxito de él estuvo en definir la información relevante para su denuncia, ser exacto en el menor tiempo posible, con un gran respeto por la verdad y el rigor en la búsqueda de la información calificada y verificable, se caracterizó por su integridad  e inquebrantable del ejercicio con ética, se ganó la confianza de la audiencia a través del ejercicio de la justicia, la objetividad y la honestidad. También fue un maestro especialmente hacia los jóvenes y no ocultaba su afán de asesorar y de ayudar.

Realista narrando su punto de vista altamente confrontado, sin maquillar su investigación, contando la noticia cómo lograba construirla. Tuvo la fortuna de lo que sus crónicas las convertía   en cosas cotidianas, con una habilidad para describir, ser preciso y emplear una gramática correcta.

Fue generoso, sensible y en su despedida ha sido homenajeado por todos los periodistas, hasta luego Mauricio Gómez Escobar el periodista, el escultor, el humanista, amigo con generosidad hacia sus amigos.

Caliescribe edición especial