Petro vs Fico y la economía

Por Redaccion el Sáb, 14/05/2022 - 11:24am
Edicion
575
*Redacción

Uno de los grandes problemas que están recibiendo los colombianos es la inflación, que se desbordó en un altísimo porcentaje, cuando el banco de la República le tocó aumentar las perspectivas del 2022, con un pronóstico inicial del 4.3% al 7.1%. Por ello es muy importante analizar la propuesta de los candidatos qué puntean en las encuestas Petro y Fico alrededor de lo económico, ante las dificultades en el presente para asumir la canasta familiar , incertidumbre de los mercados o pánico económico  ante eventual triunfo de Petro.

Gustavo Petro propone frente a los alimentos "subsidiar- producir –comprar", el punto de partida es definir en Colombia el mapa del hambre, hecho que se trabaja en el país solidariamente, pero no de la manera tan gráfica como él lo plantea. Su gran estrategia es comprar cosechas y venderlas en los sectores populares alimentos con precios subsidiados, eso lo puede hacer perfectamente el estado, volviendo el país al pasado en un INA (Instituto Nacional Agropecuario), que fracasó porque el estado es mal administrador.  El problema es cuando los agricultores vean que no hay libre mercado, dejan de producir y el gobierno tendrá que empezar a comprar en el exterior libre de impuestos todos los artículos de primera necesidad que hagan falta en el país, un remedio que no es la solución porque acaba de enterrar el empleo en el sector rural. El subsidio de los de los insumos para agricultura importados es una necesidad.

Petro vs Fico y la economía
.

La propuesta de Petro para reducir la pobreza y aumentar la oportunidades para  los sectores más pobres es con un sistema tributario progresivo en que la carga tributaria sea mayor para quienes tienen ingresos más altos, de tal manera que pueda aumentar el gasto social. La gran propuesta es aumentar la carga tributaria sobre el porcentaje más rico de la población y recaudar 40 billones de pesos anualmente. Sin embargo hay que tener en cuenta que unas tasas de impuesto de renta altas hacen una movida de salida a una movida de capital financiero inicialmente y de empresarios con sus capitales, no se da el proyecto de recaudo de impuestos y ese sí es  el debacle en Colombia.

Aumentar los aranceles a la importación de confecciones y otro tipo de bienes para estimular la producción local, aunque aparentemente loable, lo que hace es disminuir la inversión en el país y de esta manera con una producción menor lo que genera son unos traumas macroeconómicos, el aumento de los impuestos a las 4.000 personas más ricas del país tiene sentido político electoral, pero económicamente lo que hay que evaluar es qué tanto son las tasas impositivas, altas o bajas que el sector empresarial está haciendo a Colombia actualmente. Y su critica sobre las exoneraiones a unos sectores, es válida, pero será atractivo para los inversionistas?.

Petro vs Fico y la economía
.

Fico habla de cuidar  aquel que genere empleo en el país, empresarios, tiendas, peluquerías, medianas  y grandes empresas,  buscando un crecimiento económico del país por encima del 5% para generar 1.2 millones de empleos anuales. El candidato del Equipo por Colombia “ que la generación de empleo tiene que ser una prioridad en caso de que llegue a la Casa de Nariño y que cualquier reforma laboral no puede ir en contra de los derechos de los trabajadores…Para que haya más empleo tiene que haber una buena actividad económica y crecimiento económico, pues el empleo no sale de los árboles, hay que tener empresas que generen empleo y que crezca la economía”, indicó.

Ambos  candidatos les falta  atacar la corrupción, ahí está la clave, en la política económica, pues Fico  no es suficientemente claro en los casos de corrupción del presente gobierno y Petro  no convence su moralidad frente a lo hecho en la alcaldía  de Bogotá , ni con las "bolsas". Y ambos han recibido numerosos apoyos electorales de políticos y fuerzas que el país rechaza.

Fico  atacaría lo social con un crecimiento promedio del 5% del PIB  propuesta, la reducción de la pobreza monetaria total de 42.5 a 33% y bajando la desigualdad social a 49 puntos según índice de Gini

La oferta de Fico agropecuaria la centra en  triplicar la inversión de infraestructura en vías  terciarias para apoyar el sector rural, potenciar la industria de fertilizante,  otras materias primas del país y reducir los costos de los insumos; la economía tendrá mayor  internacionalización para tener una mayor participación comercial que hoy es del 35% del PIB a un 50%. Un elemento importante en esta estrategia es apalancar la generación de empleo en la construcción de obra pública, para lo cual propone terminar las obras 4G y comenzar la primera ola de las 5G, valoradas en $23 billones. Y otro sector estratégico para generar empleo es la vivienda,  se comprometió a construir 1.800.000 soluciones de vivienda, así: un millón de viviendas de interés social (800.000 en suelo urbano, 200.000 en suelo rural); 400.000 viviendas no VIS, 200.000 mejoramientos de vivienda y 200.000 arriendos para familias en extrema pobreza. En ello le falta decir el como, porque el resultado Duque en vivienda no está claro, ni el modelo entregado a los bancos, ni lo realizado.

Gustavo Petro declararía   emergencia económica para combatir el hambre que dejó la pandemia y   modificación al sistema de pensiones unificado mayoritariamente, y elimina la entrega de nuevos contratos de exploración y de hidrocarburos. De entrada proyecta renegociar los TLC y una reforma agraria para democratizar la tierra, garantizando el derecho a la tierra a la familias rurales, la formalización de la propiedad. Y sí a todo esto se suma el trauma de suspender la exploración de combustible fósiles y abandonar la producción de carbón y petróleo, en la perspectiva de agotar las reservas existentes, con una política de cero carbón, también genera la estampida del capital extranjero, que por solidaridad entra a salirse del circuito económico
Colombia hoy debe atacar tres frentes la elusión, la evasión y la corrupción, que  sumada supera el 50% de los dineros públicos, allí está la gran solución de Colombia.

Indudablemente son dos visiones de país que la gente debe discutir, con el riesgo que muchos empresarios colombianos se vayan, que podría disminuir la inversión extranjera, y esto afectaría el empleo y el circuito económico. Serán los ciudadanos quienes con su escrutinio y voto, definirá el futuro del país.

Caliescribe edición especial