Las reformas como estrategia política del gobierno nacional

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 12/11/2022 - 9:07am
Edicion
601

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

erte
A dicha estrategia se recurre por lo general en momentos en que la sociedad atraviesa por una profunda crisis que en la actualidad se ha generalizado en el mundo globalizado

En las condiciones de la sociedad capitalista una de las estrategias políticas que utilizan los gobernantes, consiste en introducir toda clase de reformas en materia económica, política, fiscal, tributaria, laboral, de asistencia social, ambiental, cultural, etc., las cuales tienen por objeto fortalecer y afianzar el poder del Estado que en términos generales expresa los intereses de las clases económica y políticamente dominantes.

A dicha estrategia se recurre por lo general en momentos en que la sociedad atraviesa por una profunda crisis que en la actualidad se ha generalizado en el mundo globalizado, como consecuencia de la agudización de las contradicciones sociales que dan origen a innumerables conflictos, comprometiéndose de esta manera el presente y futuro de millones de trabajadores y diversos sectores y capas medias que padecen los rigores del empobrecimiento y desigualdad social, la falta de trabajo para jóvenes y mujeres y la ausencia de una verdadera democracia además de las restricciones de los derechos, libertades de los ciudadanos, las discriminaciones de todo género y el uso irracional de los recursos naturales, etc.

El camino de las reformas puede en determinadas condiciones y circunstancias permitir un avance de las fuerzas sociales y políticas en la lucha por lograr por ejemplo la ampliación de las conquistas y reivindicaciones económicas, políticas y sociales. Sin embargo, tratándose de nuestro país se advierte en este caso diferentes posiciones en relación con las reformas, ya que para algunos sectores económicos y políticos las diferentes reformas presentadas por el gobierno del presidente Petro han generado un nuevo panorama que ha traído un choque económico y político como nunca se había visto en el país que pone en riesgo su futuro. Mientras que para otros opinadores, el gobierno ha sido señalado de imponer más impuestos a los colombianos con la aprobación de la reforma tributaria que afecta especialmente a los empresarios.

Todo ello encuentra su justificación en las propuestas de campaña del otrora candidato Petro empeñado en destinar grandes recursos del presupuesto para atender las necesidades de los sectores más débiles y vulnerables de la sociedad en lo que se ha denominado “la justicia económica”.

Este mismo sector afirma que el gobierno ha logrado con éxito en el plazo inicial de los 100 primeros días destrabar las relaciones con Venezuela, lo cual constituye un aspecto esencial para el intercambio comercial entre las dos naciones, al tiempo que el acuerdo celebrado con FEDEGAN y el pacto por la reducción de las tarifas de energía en el país son un gran logro de mostrar ante la opinión pública nacional e internacional.

st
Con todo ello, tanto sus detractores como sus defensores no dejan de llamar la atención sobre el clima de incertidumbre y desconfianza creado en torno a la política energética y sus efectos en el inmediato futuro

Con todo ello, tanto sus detractores como sus defensores no dejan de llamar la atención sobre el clima de incertidumbre y desconfianza creado en torno a la política energética y sus efectos en el inmediato futuro con las ambigüedades en relación con este aspecto crucial para la economía colombiana y en tanto se concreten las expectativas respecto de las reformas laboral, pensional, de salud y de educación que se han empezado a conocer generando algunas polémicas entre algunos empresarios, sectores económicos y políticos del país.

De todas maneras la experiencia práctica e histórica y el conocimiento avanzado de las ciencias nos indican que las reformas no deben convertirse en un fin en sí mismo, tratándose con ello de apaciguar y apartar a las clases y grupos sociales de su lucha por un verdadero cambio social; en tanto que la vieja y desueta sociedad de clases mediatizada por el peso de las supervivencias feudales y su dependencia económica frente al gran capital monopolista, se sumerge cada vez más en medio del pantano de la demagogia, el populismo y el reformismo a ultranza como alternativa de solución de los graves problemas que afronta el país y con los cuales no es posible avanzar en la construcción de una nueva sociedad más justa, equitativa e igualitaria, con la cual siempre han soñado los colombianos y las generaciones de hoy y de todos los tiempos de nuestro acontecer histórico.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial