¿Cali, de un desastre social a uno natural?

Por Editorial el Sáb, 12/06/2021 - 7:54pm
Edicion
529

Las cifra de desempleo que mensualmente pública Caliescribe sumadas con las del subempleo, identifican una gravedad gigante del problema cuando a bordeado y ha superado el listón del 60%, es decir que de 100 personas económicamente activas 60 no tienen alguna protección social y eso marca indudablemente la desigualdad socioeconómica de las personas en Cali, íntimamente ligadas al actual problema del estallido social. 

¿Cali, de un desastre social a uno natural?

No se puede dejar atrás, desafortunadamente en nuestra cultura, no entendemos que de la mano está el deterioro paulatino y permanente del medio ambiente, las tres intrínsecamente vinculadas. Ya estamos en el desastre socioeconómico y Cali no puede soportar un gran terremoto o desastre natural proveniente del deterioro de sus aguas superficiales, subterráneas, contaminación etc; pues la actividad de cientos de miles de trabajadores depende de todos estos procesos, que también podrían verse afectados por el medioambiente. 

Nunca esta generación pensó que iba quedar más de un mes con actividades económicas suspendidas por la reacción del pueblo contra la sociedad y allí están las barricadas y los bloqueos. Nunca se creyó que unos jóvenes buenos, regulares y malos o estudiantes, desempleados y delincuentes se unieran para afectar el desarrollo normal de la vida de la ciudad. Y sobre eso tenemos que trabajar necesariamente. 

¿Cali, de un desastre social a uno natural?

Nuestro plan de choque está concentrado en programas de vivienda social por auto urbanización y autoconstrucción para los jóvenes, previa capacitación, con fundaciones con este tipo de experiencias, de tal manera que puedan ingresar a la vida económica con un lote, con servicios y una vivienda mínima construida, obviamente para los que tengan familia.

Los desastres naturales en Cali, una ciudad de alto riesgo sísmico y la contaminación son riesgos que pondrían a la ciudad nuevamente en peligro desde el punto de vista de seguridad laboral, de productividad y por supuesto de salud de sus mismos habitantes. 

Tenemos que entender en nuestra ciudad capital que la manera como se afecta el medio ambiente es un acelerador de las desigualdades existentes para personas de alto nivel de pobreza, luego esta actividad también debe ser trabajada urgentemente. 

¿Cali, de un desastre social a uno natural?

Que esta crisis nos permita abrirnos al mundo para generar desarrollo en lo que tiene que ver con la economía circular como dinamizadora de empleo.

De esta manera podríamos en Cali proyectar un periodo para tener sostenibilidad laboral y ambiental. Por ello vale la pena presentar la integración jurídica de la protección social y ambiental.

Caliescribe edición especial