La crisis de la Federación Colombiana de Fútbol

Por Redaccion el Sáb, 11/01/2020 - 3:05am
Edicion
455

Las razones de la renuncia de César Pastrana pasan por el no entendimiento con el presidente de la Federación y sus aspiraciones futuras. 

cayó por sorpresa la dimisión del directivo a su cargo de vocal en el comité ejecutivo de la federación, al cual llegó luego de su exitoso paso como presidente de Independiente Santa Fe.

Aunque Pastrana y Jesurún mantenían una relación que se marcó por los altercados entre ellos desde febrero del 2018, fecha cuando se eligió el comité directivo de la rectora del fútbol colombiano.

Filtración, chat y silla en primera

El ‘Florero de Llorente’ que generó la renuncia de Pastrana fue el conocimiento que tuvo la prensa del retiro de Celina Sierra, secretaria general de la Federación, entidad a la que había estado vinculada hace casi 27 años.

La filtración de esa información desató la reacción de Jesurún, lo que originó un nuevo choque con Pastrana, a quien recriminó en el grupo de whatsapp colectivo del comité ejecutivo.

Esto ocurrió tras la reunión de comité ejecutivo del pasado lunes.

“En la reunión del lunes no hubo ningún inconveniente. Incluso, César Pastrana fue escogido como delegado para la Selección Preolímpica que competirá desde el sábado en Pereira. En un momento determinado se filtró lo de Celina a la prensa y Ramón escribió que cómo se filtraba esa noticia. Y César contestó, se sintió aludido, pero a él nunca lo culparon”, contó una fuente.

Eso hizo que Pastrana volviera a enfrentarse con Jesurún. Como otras veces en el pasado y, según se supo Pastrana le replicó a Jesurún que no tenía su talla en el fútbol colombiano, pues él sí había ganado títulos nacionales, continentales e intercontinentales; mientras que el aporte del presidente de la Federación a su antiguo club (Junior de Barranquilla) y al fútbol nacional durante su gestión no ha sido importante.

El mismo informante reveló que, luego, Pastrana se quejó porque para su viaje de Bogotá a Pereira no tuvo una silla en primera clase en el vuelo y en cambio un funcionario de la Federación, sí.

“Pastrana renunció porque no se aguantó más el estilo dictatorial de Jesurún”, dijo a  un presidente de equipo profesional quien agregó: “Se agredieron de nuevo. Se dijeron las cosas que siempre se han dicho y Pastrana decidió renunciar”.

Pastrana no compartió nunca el estilo y las maneras de gobernar de Jesurún, quien -según fuentes consultadas- "es absoluto" en la toma de las decisiones.

“En el trabajo diario es una persona difícil. Jesurún es un gran tipo y valioso en las relaciones internacionales. Es todo un ‘clubman’ y en eso es excelente, pero es un presidente absoluto”, contó uno de los consultados.

Lo que mal empieza mal termina

Estos choques fueron reiterados desde la misma elección de Jesurún y Pastrana como directivos del comité ejecutivo de la Federación en febrero del 2018. 

Jesurún, quien había asumido la presidencia de la entidad tras la renuncia de Luis Bedoya por el escándalo del Fifagate, aspiraba a ser elegido para el cargo, teniendo como principal opositor a Jorge Perdomo, quien era el presidente de la Dimayor y su primer vicepresidente en la Federación. Perdomo hizo campaña para ocupar el cargo de Jesurún en compañía de Pastrana, quien aspiraba a ocupar la presidencia de la Dimayor.

Ellos creyeron tener los votos necesarios para lograr su objetivo, pero Jesurún -con el apoyo de Álvaro González Alzate, presidente de la Difútbol, rama aficionada, y segundo vicepresidente de la Federación- se sostuvo en el cargo y pusieron en jaque a Perdomo y Pastrana.

Jesurún, en un intento de llegar a la presidencia con el respaldo de la totalidad del fútbol unido, propuso a Pastrana para llegar al comité.

El papel de González Alzate fue determinante por su cercanía a Pastrana (quien fue presidente de la Liga de Bogotá) y del propio Jaime Pineda, dueño del Once Caldas, equipo del departamento del que es oriundo González Alzate.

Pero Pastrana y Jesurún nunca congeniaron. “Jesurún siempre tuvo un recelo. Es sentía que tenía el enemigo sentado a su lado”, contó otro presidente de equipo a este diario.

Y Pastrana nunca estuvo de acuerdo con los modos y las maneras de dirección y toma de decisiones de Jesurún. “Era cuestión de estilos. Ellos son como el agua y el aceite. Conociéndolos a ambos, no sé cómo Pastrana no había renunciado antes”, contó otra fuente.

Temores y sombras por la SIC y la boletería

Toda esta tormenta directiva, se enmarca en las investigaciones que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y la Fiscalía adelantan por la reventa de la boletería de los partidos de local de la Selección Colombia en la eliminatoria del Mundial de Rusia 2018.

La SIC, a más tardar en 4 meses, dará su decisión.

La recomendación del superintendente delegado para la competencia de la entidad,
es que sean sancionados personalmente los miembros del comité que otorgó ese contrato y a la propia Federación Fútbol, que podría ser multada con una multimillonaria cifra que, se especula, puede oscilar entre 70.000 y 100.000 millones de pesos.

Pastrana, en la discusión que originó su salida, le habría dicho a Jesurún -según las fuentes- que esa pérdida para el fútbol recaería sobre él como miembro del comité de ese entonces.

Pastrana esperaría el final de las investigaciones para aspirar de nuevo a llegar la Federación ya sea por la Dimayor o por la Difútbol, entidad a la que ya perteneció y en la que es cercano a González Alzate.

La renuncia de Pineda 

La renuncia de Jaime Pineda se debió a otra razón.

El directivo perdió el apoyo de los presidentes de clubes por incidentes en reuniones y fiestas en las que -en medio de la algarabía- insultó, recriminó y agredió a varios de ellos, incluso vía chat.La última de ellas fue en diciembre pasado, en una fiesta en un yate, en Cartagena, con motivo del sorteo de la Copa América.

Pineda había pedido una licencia que estaba efectiva, pero presentó su dimisión.

Este jueves la Federación de Fútbol comunicó que en Juan Fernando Mejía, ex presidente del Deportivo Cali, y Gabriel Miranda, exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, de la Comisión Disciplinaria de la Federación de fútbol y actual directivo de Santa Fe.

Se cree que su nombre fue acercado por Eduardo Méndez, presidente de Santa Fe.

Caliescribe edición especial