La paradoja de “Pandora”

Por Jean Nicolás Mejía H el Sáb, 09/10/2021 - 10:53pm
Edicion
546

Jean Nicolás Mejía H

Profesional Ciencias políticas - Pontificia Universidad Javeriana Bogotá. 28 años,  Máster en cooperación internacional y organizaciones internacionales de la Universitat de Barcelona


45r

Más de 10 millones de registros financieros de líderes mundiales, políticos y figuras influyentes fueron filtrados bajo un esquema que muestra la proporción de sus fortunas y los métodos que emplean para disimularlas.

Los Papeles de Pandora son en realidad un informe elaborado entre el Consorcio Internacional  de Periodistas  de Investigación y más de 600 periodistas asociados en 117 países, informe que tiene 11,9 millones de registros filtrados de 14 despachos de la industria de servicios financieros, en donde se evidencian las fortunas del segmento más rico del sistema internacional,  y cómo las ocultan.

Aunque podría considerarse que lo más escandaloso de este informe son las cifras, que evidencian por ejemplo que el primer ministro de República Checa ha adquirido propiedades de manera no regular en las costas francesas, o que el rey de Jordania tiene una fortuna inmobiliaria que ronda los 100 millones de dólares en propiedades en Malibú, Washington, y Londres; lo que es realmente escandaloso es la gran proporción de información financiera que evidencian las metodologías usadas por estos despachos que prestan servicios especializados en ayudar  a sus acaudalados clientes, a ocultar sus activos y reducir al mínimo los impuestos que deben pagar.

La metodología básica gira en torno a un principio: ocultar a los propietarios reales de activos inmobiliarios y otros bienes bajo la figura de empresas anónimas o “fantasmas” (en donde el propietario permanece anónimo), empresas que se crean en ciertos países, precisamente donde no hay regulaciones financieras sobre los “beneficiarios efectivos” (los beneficiarios efectivos son los socios de una empresa que se benefician de la plusvalía y rentabilidad que se le puede sacar a una propiedad aunque esté registrada a nombre de otro -empresa-).

El uso de esta ventaja que proporcionan los vacíos legales hace que estos propietarios siempre estén detrás de redes empresariales creadas para ello: el propietario que es dueño de una empresa puede ser identificado como otra empresa, y el dueño de esta empresa se identifica como otra empresa, y así sucesivamente. 

Y a pesar de que es una metodología financiera muy cuestionable (si el 1% más rico del mundo no paga impuestos en sus países, el sistema internacional básicamente se financia de las clases medias y bajas) es una práctica legal pues los “empresarios” pueden proteger de manera legal su información financiera en virtud de su seguridad ( evitar extorsiones, asegurar herencias, esquivar enfrentamientos entre socios).

La cuestión entonces gira en torno a dos sucesos consecuentes: la publicación de toda esta información para terminar exponiendo a todas estas personalidades que buscaban esconderse, y las consecuencias que esto pueda generar. La deontología periodística siempre ha privilegiado el acceso libre a la información como derecho fundamental de todos los ciudadanos, pero busca un fin, que es exponer una problemática para la que eventualmente se planteen soluciones.

wert
El rey de Jordania no va a ser investigado, ni juzgado, ni destituido por usar empresas anónimas registradas en el Caribe

El rey de Jordania no va a ser investigado, ni juzgado, ni destituido por usar empresas anónimas registradas en el Caribe para adquirir 15 propiedades principalmente en Estados Unidos y en el Reino Unido, pero sí puede generar escarmiento público. Esta situación se vuelve más delicada cuando hablamos de personalidades políticas influyentes como Putín, o figuras mediáticas que construyen su fortuna a través de la imagen que buscan proyectar.

La cuestión es, que los medios informativos convencionales que usan las personas para informarse, son propiedad también de este 1% más acaudalado del mundo, por lo que habrá una lucha mediática por ocultar lo mejor posible toda esta información - lucha que ya se evidencia, pues estas revelaciones a pesar del extenso trabajo periodístico y de la información sensible expuesta, no han generado mayor opinión social a nivel internacional-. En consecuencia, la filtración de los Papeles de Pandora quedará como una anécdota más entre las grandes filtraciones como las de los Panama Papers, Wikileaks o el espionaje del NSA y la CIA en Estados Unidos.

Caliescribe edición especial