Registrador nacional, de $ 2, dos pesos

Por Editorial el Sáb, 06/11/2021 - 11:17pm
Edicion
550

Editorial

La llegada a la Registraduría del Estado Civil del ciudadano Alex Vega, después de un pasado no brillante para la nueva gran responsabilidad, pero ahora ha tenido intervenciones que indudablemente pareciera que fuera una gran equivocación su elección; esta se hizo en controversia, pero finalmente prefirieron los partidos  tradicionales seguir con el liderazgo en esta institución en una persona que tiene a su cargo la sostenibilidad de la democracia colombiana, en las próximas elecciones legislativas y presidenciales del año 2022.

Fue notoria su ausencia en los medios de comunicación, cuando con motivo de su elección, el Consejo Nacional electoral, entidad política, que no debería ser, paso de agache sin ninguna entrevista, seguramente porque no quiso extender el debate sobre su oscura elección.

itu
Puso en duda la población colombiana, que proyecta mediante estudios y censos el Dane

Puso en duda la población colombiana, que proyecta mediante estudios y censos el Dane, con la debida anticipación y respetabilidad, pero dijo "al país no hay que decirle mentiras… No somos 50 millones de colombianos, sino 55 millones…" La respuesta del director del Dane fue clara, sobre competencia electorales, y el señor registrador se excedió, al hacer ese tipo de declaraciones sin pruebas.

Posteriormente, cuando se ha discutido la transparencia de la Registraduría, saca una frase de su bolsillo "el que no sienta que hay garantías o crea que le harán fraude no debería presentarse", debería tener una investigación disciplinaria, porque esa no es la respuesta de un registrador, que tiene a su cargo liderar el proceso electoral.

Muy claro el ex ministro y ex negociador de paz Humberto de la Calle, que es un como un respetado jurista, declaró "desde mi época de registrador no había oído un comentario tan desacertado". Será que el señor Vega no entiende cuáles son sus funciones, y que precisamente tiene que demostrar transparencia, ofrecer garantías no solamente a los candidatos sino a los ciudadanos que ejercen el derecho del voto.

Este señor fue magistrado del Consejo Nacional electoral por una decisión del partido de la U que encabezaron “Ñoño” Elías y Musa Besaile, hoy enredados con sentencias penales muy delicadas, también desde su nivel de magistratura, fueron públicas sus conversaciones sobre el tema Odebrech y el condenado ex congresista Otto Bula, en lo que tiene que ver con financiar irregulares de campaña de esta multinacional de las obras.

El Consejo Nacional Electoral para escoger al señor Vega, cambio todo el proceso eleccionario, suavizaron las condiciones, disminuyeron exigencias que tenía que ver con formación y experiencia en temas electorales, pero a la entrevista si le dieron el mayor puntaje, el 30% de los 1000 puntos que se pusieron en el procedimiento. Y así logró ganar, con el ingrediente que la entrevista no fue publica como en años anteriores.

La crisis política colombiana no está para hacer cucharas y no puede estar en las manos de un funcionario de medio pelo, que no transmite seguridad y por lo tanto hay que hacerle un llamado a la opinión pública.

Caliescribe edición especial