Emcali, sin norte

Por Ramiro Varela … el Sáb, 14/01/2017 - 1:21pm
Edicion
299

* Ramiro Varela.

La principal empresa de la ciudad, Empresas Municipales de Cali, no ha podido reorientar su futuro negocial

EmcaliLa principal organización de la ciudad, Empresas Municipales de Cali, no ha podido reorientar su futuro negocial y mucho menos salir del proceso post - intervención, a pesar de que lleva tres años y medio de haber sido regresada a la ciudad.

Desde el punto de vista de la información pública que suministró la empresa en el año 2016, podemos verificar la ausencia de una prospectiva empresarial y la búsqueda de metas y de unos resultados acordes con las necesidades del tamaño de esta entidad.

Fundamentalmente en el 2016 se contrató como gerente general a  Cristina Arango, profesional  que no tenía experiencia en servicios públicos y ésta a su vez, contrató unos directivos  que llegaron la gran mayoría de ellas a conocer la infraestructura de la ciudad y la empresa, con un costo muy alto para el Municipio de Cali, para EMCALI y para los usuarios.  Allí nació el problema de la empresa en el presente año, para corregir sus fallas estructurales, que tenían una carta de navegación en el 2013, con un CONPES de devolución de la empresa de la nación a la ciudad.

Los gerentes de las unidades de negocio: Desconocidos en la ciudad

Un año después de haber asumido la nueva administración de Emcali, las ejecutorias de los 3 gerentes más importantes en las unidades de negocios  de Emcali, siguen sin generar un nivel de conocimiento de la ciudad de ellos, lo que da a entender que sus ejecutorias administrativas han estado muy al interior de la empresa y por ello siguen siendo desconocidos en la ciudad . Son ellos, el ingeniero civil, Daniel Hernando Posada Suarez gerente de Acueducto y alcantarillado; el Ingeniero Industrial Francisco José González gerente de la Unidad Estratégica de Telecomunicaciones y la ingeniero electricista Ángela María Gutiérrez Giraldo gerente de energía.

Hasta el punto que a cualquier ciudadano le pueden preguntar, quién es el gerente de telecomunicaciones, gerente de energía, gerente de acueducto y alcantarillado y no hay una respuesta, ya sean empresarios o profesionales muy bien informados o el ciudadano común y corriente. Quiere decir que la empresa no ha posicionado en un año su trabajo y su proyección, hasta el punto que ha generado una gran inquietud no solamente en la Superservicios, la Contraloría y la Personería Municipal, sino entre los gremios, los empresarios y los medios de comunicación.

Los proyectos de servicios públicos, como escondidos

Ninguno de los proyectos importantes de la empresa tuvieron  definición de planeación  en el 2016

Ninguno de los proyectos importantes de la empresa tuvieron  definición de planeación  en el 2016, como es la negociación de la transformación de las telecomunicaciones, las soluciones al problema de acueducto de EMCALI, el problema de la intermediación de la energía de la ciudad, que origina ese gravísimo costo para el usuario ante unas tarifas muy altas de energía, etc.

Pocos entienden que haya proyectos de construcción en diferentes partes de la ciudad aprobados y sin posibilidad de agua;  la conducción de la tubería de agua cruda entre el Rio Cali y la planta de San Antonio sin ser contratada a pesar del riego de la existente; el embalse del rio Meléndez sin definición, que serviría para épocas de sequia y racionamiento ; la solución de agua a través del Rio Cali, no se enuncia; ni los convenios firmados con la CVC, para definir una nueva captación y la factibilidad para el nuevo acueducto de la ciudad. Los interrogantes son muchos, ojalá sean producto de mala comunicación.  

La corrupción, grave. Pero….

Y si a esto se le suma la corrupción estructural de la empresa, se limitó la empresa en el 2016 a atacar el problema de corrupción de las becas, de los vehículos y del traslado de unos funcionarios pero no son más allá.

La gerente Cristina Arango enfrentó la problemática de la corrupción con una frase muy interesante donde dijo “la ciudad debe saber la verdad sobre EMCALI”, pero se limitó solamente al tema de los empleados que se apoderaron ilegalmente de becas, el robo de carros. No hizo corte de cuentas con la anterior administración del Municipio o Emcali, ellos hacen parte de su grupo profesional de amigos, con Oscar Pardo a la cabeza y por ello, Emcali no ha podido salir a reorientar su futuro.

Se quedó corta en evaluar el cabe submarino, y los negocios anteriores de EMCALI que siguen generando esa caja tan preocupante de la empresa

Al trazar un objetivo en la empresa y acabar con la corrupción, se quedó corta en evaluar y decir la verdad sobre el cabe submarino, y los negocios anteriores de EMCALI que siguen generando esa caja tan preocupante de la empresa, como TERMOEMCALI y la Ptar. De esta manera ninguno de los excesivos casos de corrupción de la empresa, que se han demostrado en la ciudad, han tenido cabida en el análisis de la actual gerente de EMCALI.

La comunicación de Emcali con la ciudad, desafortunada

Solo es observar estrictamente los temas en las que Empresas Municipales tuvo comunicación con la ciudad:

Los problemas de racionamiento de agua por diferentes motivos, coparon la estructura mediática de la empresa durante todo el año, incluyendo entidades de control.

Así mismo la corrupción con la financiación de becas para cocineros, ebanistas, el fraude con los vehículos, los robos a los bienes públicos, fueron unos puntos que EMCALI destacó. En un tercer lugar el problema de la contaminación del Río Cauca, las basuras y los cortes en el suministro de agua fueron también una información permanente y periódica de la empresa durante el año pasado.

El suministro de energía con muchos cortes en barrios, también coparon su información.

EMCALI no ha podido salir de la intervención.

La empresa fue devuelta en junio del año 2013, es decir hace 3 años y medio y a pesar de ello, no han tenido el liderazgo para proyectarse local o regionalmente.

La empresa fue devuelta en junio del año 2013, es decir hace 3 años y medio y a pesar de ello, no ha tenido el liderazgo para proyectarse local o regionalmente.  La gerente general entró en un proceso de aprendizaje muy costoso para una empresa en crisis , lo mismo que los gerentes de Acueducto, Telecomunicaciones y otras gerencias de apoyo.

Es el caso que en el 2016 tanto Cristina Arango como la mayoría de funcionarios designados por ella han tenido dificultades en la comunicación de los grandes proyectos de EMCALI hacia la ciudad y con los subalternos, por eso hubo un revolcón grande en la planta administrativa, perdiendo la empresa una memoria histórica de esos funcionarios.

La protesta de los funcionarios, problemas administrativos por falta de insumos por falta de soluciones técnicas no ha tenido una cabal respuesta y la estructura propia de EMCALI a nivel de altos funcionarios, no es la adecuada para atender con liderazgo y jerarquía la problemática de esta empresa.

EMCALI en el 2016 se enfrentó en el Concejo durante diferentes oportunidades , no llevó el plan de desarrollo de los servicios públicos y la verdad es que le quedó debiendo información a esta corporación y a la ciudad. No hay deseo de nuevos negocios, no hay eficacia en el manejo de los problemas que tiene actualmente y el resultado no fue positivo durante el año y por ello, consultados expertos en servicios públicos,  la evaluación que Caliescribe le puede entregar a los caleños, es que se perdió el año.

La despolitización y la negociación con Minhacienda: Lo positivo

Hay tres elementos para destacar, que fue la negociación de la deuda que se tiene con la PTAR  por más de un billón de pesos, con el Ministerio de Hacienda hasta que se firmó dicho documento de conformidad a la necesidades que consideraba los directivos de la empresa en el momento, la lucha por organizar las perdidas en la operacion de los servicios  y la despolitización de la misma, es algo beneficioso para EMCALI, donde el alcalde , Maurice Armitage, ha intervenido con decisión .

Superservicios, Concejo  y Contraloría de Cali: la tienen en la mira

La Contraloría Municipal ha generado un buen número de informes de auditoría muy complicadas

Es tan delicada la situación de la empresa que la Superintendencia de Servicios no ha descartado una nueva intervención de la empresa, la Contraloría Municipal ha generado un buen número de informes de auditoría complicadas, con hallazgos administrativos, fiscales y penales, señalando las diferentes debilidades organizacionales y operativas de la empresa. Así mismo el Concejo Municipal ha tratado de desarrollar un verdadero control político de la empresa, pero ninguna de estas alarmas, más la de la ciudadanía y los medios de comunicación, pareciera que le llegara a los directivos de EMCALI y no se reacciona de conformidad a las necesidades de la empresa y de la ciudad.

Este es uno de los grandes retos de Emcali, del alcalde y su junta directiva, recuperar la empresa, definiendo el futuro de las Telecomunicaciones con una alianza o venta, para mejorar su inversión, y cumplir con el plan de desarrollo de Cali; seguramente despignorar las acciones de EPSA y así, venderlas para mejorar la caja , a fin de atender sus necesidades.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada