Carga larga y angosta

Por Redaccion Cali… el Sáb, 08/12/2012 - 5:14am

Como ya es costumbre las cámaras de Caliescribe han captado la esencia de algunos ciudadanos caleños en acción. Como vemos en la imagen un motociclista arrastra una carga que excede por mucho la máxima permitida para un vehículo como el que conduce. Es apenas previsible que la carga que lleva consigo prolonga la longitud de la motocicleta hasta convertirla en una línea de metal móvil, que se desplaza con aproximadamente 5 metros que puede engañar fácilmente a la óptica inmediata de los demás participantes del caos vehicular que se topen con él.

De frente sus 5 metros de cola son invisibles. Para un carro que intente voltear en una curva en la que confluyan será más que fácil impactar contra la cola de metal que lleva el de la moto azul y volcarlo a él. Por demás, sobre mencionar la infinita cantidad de situaciones donde el mismo se coloca en riesgo y hace peligrar la integridad de los demás. 

/sites/default/files/imagenes_revista/2012/11/11-17/No-te-calles/Nororiente-IMGP8336.jpg

 

El polémico Secretario de Tránsito Alberto Hadad, ya advirtió sobre las medidas contundentes que el cuerpo de guardas de tránsito tomará contra los transportadores que sean sorprendidos excediendo el peso y la longitud de sus cargas. Con una cultura de la permisividad que venía gestándose durante décadas, la tarea es más que complicada para Hadad.

En la noche se pueden ver carro motos transitando con trasteos cuando las medidas de seguridad que se tomaron años atrás para frenar a los apartamenteros llevaron a prohibirlas, en pro de blindar las desocupaciones de inmuebles en horas de la noche. Medida que resultó en nada, ya que se incrementaron los robos diurnos. Sin embargo la norma está y no se cumple en el 100% de las ocasiones, aún cuando se ha incrementado la fuerza y el campo de acción de la secretaría de tránsito.

Esto se debe a que el principal motivo de estas infracciones no ha sido correctamente atendido. No hay un cuerpo de guardas de tránsito que pueda hacer frente a una mentalidad extendida de la evasión entre la población civil. Si las personas sólo atienden las normas cuando detectan un operativo o la presencia de un guarda de tránsito la acción se verá a avocada a la persecución y al castigo. Como muchas medidas coercitivas, las que se verán obligadas a aplicar las autoridades solo producirán una cultura del castigo y perpetuarán un comportamiento hipócrita frente a las leyes establecidas de movilidad y convivencia en el espacio público.

Esta foto ilustra el motivo de las preocupaciones más hondas de los que creen que la crisis en Cali es mental.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial