Gravísimos cambalaches de los raizales

Por Claudio Borrer… el Sáb, 02/04/2016 - 9:04am

Por Claudio Borrero Quijano.  
Ingeniero Civil de la Universidad javeriana de Bogotá, Ex Secretario de OOPP Cali, Ex Concejal de Cali, Ex – gerente de Bienes inmuebles de Cali e historiador.


Zona Verde Nueva Tequendama “todo por la plata” (Alc. Guerrero Velasco)NegocioPlaza De Toros “Primero la Plata, después Cali” (Alc. Guerrero Velasco)

Como raizal en contradicción con estos “avispados coterráneos de avaricias insaciables”, me pronuncio con motivo de la venta parcial del bien de uso público localizado en el Indiviso Ejidal de la Hacienda Chamberry ó Isabel Pérez, perteneciente al patrimonio público Municipal con carácter de imprescriptible, inalienable e inembargable acorde al mandato constitucional, desafortunadamente la Doctora Mariana Garcés, Ministra de Cultura de Colombia, cuya parentela nunca ha respetado la cultura EJIDAL de nuestra parroquia, conceptúa a través de subalterno en favor de esta negociación irregular. Nueva afrenta al común de gentes de Santiago de Cali.

Hacienda Ejidal Isabel Pérez o Chamberry (Comunas 19 Y 20)

En las goteras de Cali los predios Isabel Pérez (Manuel Pérez de Montoya) ó Hacienda Chamberry, limita por el occidente con el ejido de Los Cristales y la Quebrada Guarrúz, por el oriente con el camino real a Nuestra Señora de la Asunción de Popayán (hoy calle 5) es colindante con el Ejido de Pasoancho, por Sur el rio Cañaveralejo y por el Norte el Cortijo Ejidal de San Fernando.

En 1788 Manuel Pérez de Montoya compró a Bartolomé Mafla, posteriormente le compró al Coronel José Micolta a Andrés Antonio Balcázar su yerno José Gabriel Nieto le vendió a Francisco Javier Figueroa en septiembre 27 de 1827, finalmente compró el Alemán Carlos Hauer Simmonds.

El juicio divisorio se adelantó con el agrimensor Julián de Caicedo y el avaluador José Antonio Borrero, el área medida fue de 4.704.000 M2. Adjudicados a título de ejidos 1.569.962 M2 distribuídos en dos lotes, el lote A con superficie de 1.177.631 M2 y el lote B con cabida de 392.331 M2.

Los aparceros objetaron la división deteniéndola en el Juzgado Tercero Civil del Circuito motivándose en la expedición de la ley 200 de 1.936 sobre tierras, la cual no tiene nada que ver con los Ejidos.

Sin haberse firmado ni ejecutoriada la sentencia se adjudicó por Acuerdo 12 de 1.929 en comodato 132.309 M2 al Hospital Departamental y 37.125 M2 al Reformatorio del Buen Pastor. Suscribió también comodatos con las Universidades LIBRE Y DEL VALLE.

Aún existen conflictos por los predios de EL TABLÓN a donde los “avivatos” usurparon buena parte del Ejido Isabel Pérez. Los terrenos Ejidales de “LA MORELIA” quedaron a la deriva y fueron igualmente usurpados por particulares desarrollando urbanismos privados en ambos costados de la Avenida Circunvalación.

En el lindero SUR río Cañaveralejo estaba el puente de piedra sobre el camino real a Popayán, zonas anegadizas por las crecientes frecuentes del agresivo río Cañaveralejo. Se facilitaron por parte de la familia Guzmán Guzmán que poseía la propiedad del Indiviso de Isabel Pérez, los predios Indivisos del Ejido para la nueva Plaza de Toros de Cali.

No sobra reiterar que el Juicio Divisorio nunca culminó con fallo ejecutoriado, el expediente regreso de Bogotá y fue radicado en el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Cali. Las Administraciones sucesivas de regímenes contemplativos políticos que ha tenido Cali por tradición, le han hecho el juego a la corrupción feudal de la alcurnia raizal sin permitir desempolvar el expediente que data de 78 años en el archivo histórico de la Ciudad.

En las negociaciones de 1.992-94 durante la Alcaldía de Rodrigo Guerrero Velasco, se embarcó al Concejo en operación similar solicitándole desafectar y vender a precio de ganga la zona verde del Barrio Nueva Tequendama, desafectándola al uso público sin compensación por área equivalente en la misma comuna 19, lo cual condujo a numerosos Concejales a la detención domiciliaria, finalmente pagaron las consecuencias el buenazo del negro Mosquera Torres y el decentísimo Abogado Humberto, Secretario del Concejo de la época, esa  ironía histórica con iniciativas como la planteada actualmente al Concejo de Cali no se puede repetir jamás Señor Alcalde de Cali.

USTED PROPONE Y EL CONCEJO DISPONE, CON EL RIESGO DE SER JUDICIALIZADOS LOS CONCEJALES, EL GOBERNADOR ACTUAL UBEIMAR DELGADO ERA CONCEJAL Y EL ES MI MEJOR TESTIGO CUANDO INDIGNADO ME ADVIRTIÓ ME HARÍA SUBIR LAS ESCALERAS DE LA FISCALÍA POR DENUNCIAR LOS HECHOS, ME QUEDÓ LA SATISFACCIÓN DE “NULITAR” LA NEGOCIACIÓN CON EL CLUB NUEVA TEQUENDAMA COMO DIRECTOR DE BIENES INMUEBLES EN EL AÑO 1996

Caliescribe edición especial