Yepes, Martínez y Canteranos

Por Moisés Banguer… el Sáb, 18/06/2016 - 8:23am

Por Moisés Banguera Pinillo

La historia decía que las administraciones técnicas y con conocimientos administrativos no habían tenido éxitos deportivos en el Deportivo Cali, más si habían realizado excelentes administraciones en la construcción de una institución con futuro, de largo plazo y ejemplo para el futbol colombiano.

En los años ochentas se empieza a escribir la estructura de un verdadero club bajo la presidencia de don Aurelio Grimberg cuando toma la decisión de avanzar con la sede administrativa ubicada en la avenida Vásquez Cobo de la ciudad de Cali y  la sede campestre ubicada en Pance.

Estas administraciones de una junta colegiada también visionaron y empezaron a tejer cimientos para montar y poner en marcha una verdadera cantera de futbol como fuente del equipo profesional y fuente de recursos para la estabilidad del club.

Por eso cuando llega Alvaro Martínez a la presidencia del Deportivo Cali luego de la renuncia de la doctora Clara Naranjo, en particular al principio este señor no me convenció, porque concluía de sus declaraciones que era más gerente del ingenio San Carlos, que un presidente de un club que necesitaba resultados económicos, pero mucho más resultados deportivos.

El tiempo pasó y su continuo discurso de apoyo a los canteranos, fue despertando la pasión por lo nuestro y con la acertada designación del Pecoso Castro como técnico y el amor de hijos de la institución de los jugadores, con velocidad y verraquera más que táctica nos llevo a un nuevo campeonato de Liga en el futbol colombiano.

Hoy se puede concluir que al presidente del glorioso Deportivo Cali Martínez a pesar de los fracasos de este año tanto en copa como en la liga, que ha hecho una administración equilibrada. Nos dio emociones de campeón hace un año, acabo el déficit de caja y de resultados en lo administrativo, creció los activos de la empresa porque valorizo la cantera, está cumpliendo con la terminación del estadio y de ñapa hace dos grandes negocios: contrata al mariscal Yepes como timonel de equipo y hace tremenda venta de Mateo Casierra por $ 20.000 millones.

Y sigue con sus golpes de opinión devolviéndole al Cali un canterano de peso como Abel Aguilar en una oposición, que en mi opinión el Cali adolecía desde hace buen tiempo y hoy tiene refuerzos como nunca en los 10 últimos años, independiente de que rindan o no.

Que debe venir?. Se deben contratar dos delanteros uno internacional y otro domestico con gran nivel, reforzar la zona lateral izquierda tanto con un volante por fuera, como con un defensa con vocación ofensiva y, a pesar que Hernández el arquero fue importante el año anterior, creo que su condición de arquero atajador debe complementarla con ser un arquero de área por arriba para brindar más seguridad en los centros de costados.

Armado el equipo, con los recursos de la venta de mateito, o con los recursos del crédito adquirido por $ 6.000 millones es importante construir la vía alterna por la variante de Rozo, construir las ramplas para una mejor y rápida evacuación del estadio, amoblar con silletería las tribunas del estadio.

Con lo que hay seguro ya, mas estos sueños si se dan, no existe ni hay escusas para que la hinchada del único verdadero club en Colombia no compre mínimo 25.000 abonos  para todos los partidos y con los socios más hinchas que compran boletas mantengamos una asistencia promedio de 30.000 por partido.

Tranquilos que los resultados llegaran, el buen nombre de Yepes y su liderazgo en equipo, la suerte y buena dirección de la Junta Directiva, la capacidad del equipo y el respeto que nos tendrán los árbitros y la prensa nacional por estar Mario en el banco prometen emociones constantes en esta liga 2016 -2. 

Nota: Que tal la del presidente Santos “si no firmamos la impunidad, las farc pasaran de matar campesinos a matar ciudadanos”. Cuanto admira a la farc y su trofeo de Novel y, cuanto desprecia a los colombianos de a pie…

 

 

 

 

 

 

 

Caliescribe edición especial