El Club Campestre Paraíso Ejidal de Cali

Por Claudio Borrer… el Sáb, 21/05/2016 - 6:58am

Por Claudio Borrero Quijano.  
Ingeniero Civil de la Universidad javeriana de Bogotá, Ex Secretario de OOPP Cali, Ex Concejal de Cali, Ex – gerente de Bienes inmuebles de Cali e historiador.


No es un bien oculto.   Ex funcionarios detrás de presunta cuota de éxito “de los ejidos ni hablemos” Senador Jorge Iván Ospina.                          

Hacienda San Joaquín.

“La Hacienda “SAN JOAQUÍN”, situada contra la corriente meridional de la porción del Distrito sujeta a dar terrenos para EJIDOS, o sea el río LILÍ, está alinderada en la siguiente forma : Por el Norte, con la heredad denominada “LA BUITRERA” (mediante una zanja o CHAMBA) ; con tierras de “MELÉNDEZ SUR”, (por el curso del río Meléndez, aguas abajo) ; con terrenos de la Hacienda de “MELÉNDEZ SUR”, (por el zanjón denominado LA GUAVINERA), y con la dehesa o POTRERO que dicen “LA PEREZA”, perteneciente a Doña Zoila Iglesias. Por el Este, con terrenos que integran la finca de campo del Señor Cándido Riascos (Mariano Mesa), y por el Sur con la Hacienda de “CAÑASGORDAS”, siguiendo el curso del río LILÍ o de LAS PIEDRAS” hasta el sitio del Boquerón (Siete Cueros pasando por los Potreros de Santa Anita) lugar de la desembocadura al Estero brazo del río Cauca, lindero EJIDAL al sur oriente con la hacienda Cañasgordas propiedad del Alferez Real”.     

“Por escritura pública número 329 de 1.853 (Diciembre 22), que puede verse en el Tomo II, folio 605, protocolo de la Notaría Segunda del Cicuito, los cónyuges, Don Cayetano escobar y Doña María Josefa Barona, antiguos dueños de la Hacienda “San Joaquín”,  transfirieron en venta tal inmueble al Señor Gonzalo Barona, así como dos derechos o acciones de dominio que poseían en ambas márgenes del río Meléndez. Por escritura número 165 de 1.893 (marzo 27), documentos consultables en el Tomo II, folio 546 de la Notaría 2ª., el Señor PAULINO CÓRDOBA presentó para su protocolización la causa mortuoria del Doctor GONZALO BARONA, adonde aparece inventariada y adjudicada la propiedad a favor de sus hijos Alfredo, Nazario, María, Emilia Beatriz, María Josefa, Angela y Julia Barona, sin consignar linderos ni mencionar títulos de procedencia”.

“Por escritura pública número 80 de 1.894 (febrero 17), del Tomo 1º. Folio 233 protocolo de la Notaria 2ª. del Circuito, Francisco Caicedo, en representación de su esposa Emilia Beatriz Barona, y los señores Alfredo Barona (por sí y como apoderado de la Señorita Julia Barona), Nazario,María Josefa y Angela Barona, dan en venta real al señor JUAN DE DIOS BORRERO los derechos íntegros que corresponden a los otorgantes y representantes de la finca de campo denominada “San Joaquín”, EXCEPCIONANDO LA PARTE CORRESPONDIENTE A LOS EJIDOS”.jULIA  eñores Alfredo BARONA rita  udicada a favor de sus hijos Alfredo, Nazario, Marente del Concejo por el INGENIERO DE eJIDOS                

“Conforma al título de propiedad número 602 de 1.896 (Noviembre 21), que puede consultarse en el Tomo 14, folio 378 (vuelto), protocolo de la Notaria 2ª. del Circuito, Don JUAN DE DIOS BORRERO vende a GUILLERMO BORRERO AYERBE, entre otros bienes inmuebles la Hacienda de “San Joaquín”, ubicada en el Distrito y Provincia de Cali, por escritura pública número 62 de 1.899 (enero 31), como se comprueba en el Tomo 1º., Folio 222 de la Noataría 2ª., el prenombrado Señor Borrero Ayerbe vende al Señor JUAN DE DIOS BORRERO el mismo bien raíz denominado “San Joaquín”. El Señor Borrero transfiere en venta dicha heredad al Señor Julio Rojas, según escritura 107 de 1.895 (Julio 16), quien le cedió al Señor Pablo Madriñán mediante escritura 124 de 1.902, éste vende despues a Eduardo Miller por escritura 452 de 1.902 (Septiembre 12 ) ; luego pasó a poder del señor General Jaime Córdoba por escritura 70 de 1.914 (enero 30), éste vende Ricardo Peña Velasco quien finalmente enajena a Edmond Zacoour. La hija de JUAN DE DIOS BORRERO célibe TERESILA lo hereda en 1.910, ella  a su vez le vende a PABLO BORRERO AYERBE en 1.913, a quien le compra en agosto 22 de 1.922 Doña Elodia Vásquez de Posso”.

En la zona oriental de la expresada Hacienda SAN JOAQUÍN existió el potrero de Santa Anita localizado en el mismo Ejido de San Joaquín contenido en la escritura número 80 de 1.894 (Febrero 17),

Manifiesta el ingeniero Griseldino Carvajal que por desgracia el Gobierno Municipal ha sido negligente con estos intereses, en 1.939 anotaba que no se sabía en manos de quien estaban los ejidos del área, a la fecha se conoce plenamente pues en esos escenarios se han desarrollado proyectos multifamiliares del Ingeniero Gustavo Jaramillo Mora, Constructora Meléndez (Alrededores de MAKRO en el VALLE DEL LILÍ)  y la Ciudadela Meléndez, hasta el río Lilí o de Lss Piedras límite final de los EJIDOS de Cali.

Magistralmente transcribe del Cronista Pedro Cieza de León la Columnista AURA LUCÍA MERA, páginas en prosas poéticas sobre el paraíso EJIDAL del Club Campestre, localizado en la cabecera de la antiquísima hacienda de San Joaquín, pasó por alto la columnista las transcripciones maravillosas sobre las cruentas luchas del Pueblo por el rescate de EJIDOS en la pluma certera de la Historiadora Margarita Rosa Pacheco, Germán Patiño, Omar Díaz Aparicio, Alfonso Barberena, Gustavo Espinosa Jaramillo, Saúl Saavedra Galindo, Holguín Lloreda, Alfredo Vásquez Cobo, del Presbítero Bugueño Modesto Barona Patiño, del Párroco de la Catedral de Cali Pedro de Albo Palacios, del Salvador Judicial de los Ejidos el denunciante Personero José Lloreda en Mayo 31 de 1.848, del juez Letrado caleño que sentenció en segunda instancia Doctor Juan Nepomuceno Núñez Conto, decisión fehada en Diciembre 19 de 1.848.

Desconoce quizá al MULATO PABLO, quien convocó Cabildo Abierto siendo de los primeros desaparecidos que narra la historia de Cali.

La Rebelión Yanacona ya diezmados por la enfermedad hacinados sin derechos sobre las tierras ejidales, razón por la cual invadieron durante 70 años los solares del Barrio La Merced (hasta 1.770), lugar de residencias de la casta blanca, hechos del año 1.706 (180 después de fundada la Ciudad).

La cruenta toma de Cali por las hordas negras en plena misa de gallo de la navidad de Diciembre 24 de 1.876, a donde fueron sacrificadas numerossa familias en las Iglesias de la Catedral y San Francisco de Cali.

El primero de la haterogeneidad racial incorporado al Cabildo fue el Mestizo Fermint Pretelt quien en “Cabildo Abierto” enardeció las masas con un discurso virulento reclamando los EJIDOS para el Pueblo, presentáronse luchas cruentas  e incendios en las mal llamadas haciendas reales de la casta blanca, a donde los ejidatarios habían dejado de pagar el canon de usufructuarios justificando su actuación por la ostentación de certificados de limpieza de sangre que los eximia de la obligación.

LOS VECINOS DE SAN JOAQUÍN REINTEGRARON EJIDOS EN “MELÉNDEZ SUR” (11.404.000 M2), “ALTOS DE MELÉNDEZ NORTE Y CAÑAVERALEJO” (4.060.082 M2), “LLANOS DE MELÉNDEZ NORTE” (2.137.000 M2).

Los vecinos inmediatos al Indiviso Ejidal de la Hacienda de San Joaquin, ocupantes de la Hacienda de Meléndez Sur, voluntariamente reintegraron la tercera parte ejidal a la Ciudad, retificado en Juicio Divisorio adelantado ante el Juez Primero Civil del Circuito de Cali, quien sentenció en primera instancia el 30 de Julio de 1.935 el reintegro de las terceras partes, confirmándose lo pactado en 1.884 despues de haber testamentado el Señor PASCUAL RIASCOS propietario de la Hacienda de Meléndez Sur (Navarro) la cesión, cumpliendo con el mandato judicial del Juez Letrado Juan Nepomuceno Núñez Conto en fallo de segunda instancia del Tribunal Superior de Cali fechado en Diciembre 19 de 1.935, ambas sentencias se elevaron a escritura pública número 308 en marzo 7 de 1.938, gestión del Personero ARISTIDES MAFLA, registrada ante la Oficina de Instrumentos Públicos a cargo del Doctor Luis González, a partir de esa fecha ostenta la matrícula inmobiliaria número 370-117575, con saldo territorial ejidal actual de 10.551.223 M2, territorios destinados por el Código de Régimen Político Muinicipal exclusivamente a fomentar y ejecutar planes de vivienda social.

El Presidente Juan Manuel Santos hace bien en rescatar las tierras del Estado, intentando democratizar la propiedad en favor de los pobres. Hasta  cuando la avaricia insaciable de la cúpula social de Cali mantendrá en el ocultismo su exclusión social y el antidesarrollo del hábitad con justicia     social a los destechados de estratos 0, 1, 2 y 3 ?   

Me he visto forzado a presentar denuncio Penal y Acción Popular, por presuntas prevaricaciones omisivas en la Alcaldía de Cali, los Organismos de Control y prevaricatos por acción de diferentes funcionarios municipales, quienes tienen la competencia de la guarda de los bienes d uso público, al igual que presuntamente han prevaricado los servidores públicos elegidos Concejales, los miembros permanentes de la ComIsión del Plan y Tierras del Concejo Municipal de Cali omisivos frente a la usurpación del Patrimonio Ejidal, de las Reservas Forestales Protectoras de Cali y del Parque Nacional Natural de los Farallones de Cali, usurpados impunemente con participación de autoridades, fiscales, guarda bosques, clase dirigente y políticos sin hígados de Santiago de Cali, ex Alcaldes, Empresarios, Concejales y Congresistas que figuran como propietarios de bienes del Estado inenajenables, imprescriptibles e inembargables (C.N. art 6).

El Club Campestre de Cali, no `puede continuar siendo el tapón al desarrollo de la tradicional e histórica Ciudad de Santiago de Cali, la movilización hacia las planicies de Pance aposento de la nueva megalópolis del siglo XXI, área potencialmente redensificable a la feha urbanizándose a retazos erráticamente, sin aprovecharse su óptima capacidad portante en la mayoría del espacio del territorio del Valle de los Pances hasta el río Jamundí lindero con el Municipio de Jamundí (Sector Alfaguara).

La nueva sede del Club Campestre de Cali obviamente instalada dentro de la geografía Municipal de Cali, localizable en la frontera con Jamundí colindando con el río del mismo nombre al que  tributan las dos Quebradas de Chontaduro y Quesadas, sus propietarios están dispuestos a colaborar con lsa negociaciones que aseguren el propósito conector de las dos ciudades, simultáneamente los terrenos actuales ocupados por el Club.

MOVILIDAD DE LA MEGALÓPOLIS DE PANCE  FACILITACIÓN DE TODOS LOS PROPIETARIOS DEL CLUB CAMPESTRE DE CALI

El Club Campestre de Cali no debe ser obatáculo para optimizar la movilización hacia la nueva magalópilis del siglo xxI, facilitando la prolongación de la calle 5 hasta su confluncia con el Club Comfandi sobre la Avenida Cañasgordas, con solución inmediata de continuidad con la Avenida Comfandi, rematando el par vial ineludible entre la carretera panamericana o prolongación de la Avenida Simón Bolíver y simultáneamente el desarrollo del Corredor Férreo área preservada desde un siglo atrás para el Metro Ligero de Cali Ciudad Regional, su conexión con las demás ciudades de la conurbación con la Megalópolis optimizando corredores ineludibles de movilidad entre Palmira, Yumbo, Candelaris, Jamundí, el Norte del Cauca y Centro del Valle.

El actual Club Campestre de Cali continuaría su funcionalidad normal como sede permanente social, deportiva, hotelera y residencial desarrollando  veinte torres de 20 pisos cada una en los Altos de San Joaquín, mecanismo refinanciador para las nuevas isntalaciones del sur, comprometiéndose a facilitar el paso holgado de la Avenida de Circunvalación alinderando la Hacienda La Buitrera, además facilitando hacia la nueva extension de la Ciudad Megalópolis de Pance por el costado oriental con ampliación holgada y suficiente de la prolongacion de la calle quinta hasta el Club Comfandi (Carrera 159), en su cruce con la Avenida Cañasgordas restableciéndose el par vial de la Avenida Comfandi y la Carretera Panamericana (prolongación de la Avenida Simón Bolíver), condicionado al desarrollo y rescate del Corredor Férreo.

La nueva sede del Club Campestre de Cali preservará sus campos paradisíacos de Golf en medio de una naturaleza ecológica exuberante, localizados entre las praderas de las Quebradas del Chontaduro y Quesada fuentes hídricas que desembocan al rio Jamundí, avecinados de guaduales o cañas gordas y de bosques que se estremecen en las tardes por los vientos que descienden desde Pico de Loro y del Águila en los linderos de los dos municipios,  “es la regia facilitación ofertada por los propietarios “  para dar asiento a las nuevas instalaciones del Club Campestre de Cali, encontrando una exclusiva y última opción de óptima reubicación del histórico Club Social y Deportivo dentro del último patio paradisíaco disponible en el Municpio de Cali en sus 550 hectáreas disponibles, aptas inclusive para instalar el negocio privado del mejor Autódromo Internacional para Latinoamérica.   

“ DURA ES LA LEY, PERO ES LA LEY “                                                                                                      “ LA LEY NO TIENE CORAZÓN, MAGISTRADO QUE PRESTE EL SUYO PREVARICA “

Caliescribe edición especial