Infraestructura

Mínimo orden, uso del espacio público para movilidad

Por Carlos Botero el Sáb, 15/06/2019 - 8:00pm

Un cordero o un caballito nacen listos para caminar. Poco tiempo necesitan para erguirse y sostenerse en pie recién nacidos y desplazarse alrededor de la madre, cada vez más lejanos. Un niño, en cambio, puede tardar un año en pararse y sostenerse y mucho más tiempo para moverse con alguna libertad. Los tropezones levantan los dedos.

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada