Nueva ayuda a los operadores del MIO

Por Luz Betty Jime… el Lun, 26/09/2016 - 12:00am

Por Luz Betty Jimenez De Borrero / Pablo A. Borrero V.

La asignación de recursos del presupuesto municipal con destino a la secretaría de tránsito para nutrir al Fondo de estabilización y poder así atender el pago del denominado “subsidio a la demanda” de que trata el artículo 33 Numeral 1 de la ley 1753 de 2015 (Plan Nacional de Desarrollo), constituye en este caso concreto un despropósito, puesto que dicho mecanismo será utilizado para financiar a los operadores del MIO con lo cual se estaría desnaturalizando su objeto consistente en financiar el sistema como tal a partir, por ejemplo, de mantener o reducir la tarifa al usuario (estudiantes, discapacitados, mayores adultos), en tanto que con esta decisión lo que se pretende es entregarle recursos adicionales a los operadores del MIO a quienes en el inmediato pasado se les ha solventado su situación económica y financiera con cuantiosas sumas de dinero provenientes del erario público.

Por otra parte, la propia asignación de recursos a la secretaría de tránsito con el propósito de financiar el Fondo de Estabilización, lo cual se haría a través de la celebración de un contrato de inversión con METROCALI, rebasa los límites de la competencia de dicha dependencia municipal, que no es socia ni hace parte de dicha empresa de la cual participan el municipio y la nación como entes autónomos e independientes de carácter territorial.

Esta fórmula concebida por la administración municipal, además de ser ilegal por las razones expuestas, tenderá a convertirse en un mecanismo definitivo cuyo costo se trasladará a los usuarios que en lo fundamental utilizan el MIO pertenecientes a sectores medios y populares que tendrán que asumirlo con la elevación de la tarifa, lo que resulta por demás injusto e inequitativo, en tanto que los desequilibrios y desbalances económicos y financieros que hoy tiene el sistema obedecen en buena parte a la improvisación y falta de planificación del sistema, lo cual debió estar acorde con la realidad del presente y futuro de la ciudad la cual no fue tenida en cuenta para la construcción de un medio de transporte eficaz y eficiente tal como lo esperaban y esperan los caleños.

La necesidad de tener un sistema de transporte masivo que responda a las necesidades de los caleños, no debe llevar al alcalde Armitage y a su equipo de trabajo ni al Concejo Municipal a darle luz verde a una serie de proyectos de acuerdo sobre este asunto, que en el fondo no solo vulneran las normas jurídicas con interpretaciones sesgadas de la ley, sino que también colocan en riesgo la continuidad en la prestación del servicio, al no asumir con decisión la reestructuración integral del sistema, que cada vez tiende a hundirse en medio de la intransigencia y el favorecimiento a los operadores, que conjuntamente con los funcionarios de METROCALI no han sabido ni logrado sacar adelante el MIO como elemento estructurante del progreso material de la ciudad.

Veeduria Ciudadana por la Democracia y la Convivencia Social          

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial