Avanzar por los caminos del progreso y del bienestar general

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 30/11/2019 - 7:58pm
Edicion
449

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

La sociedad colombiana demanda de un cambio social para avanzar por los caminos del progreso y del bienestar general atemperándose no solo a los nuevos tiempos sino tratando de superar efectos socioeconómicos, sociopolíticos y culturales negativos en que se encuentran los ciudadanos, mediatizados por los reclamos y el descontento generalizado de aquellos contra las clases dirigentes que agotaron su capacidad para dirigir los asuntos del Estado y de la sociedad, además de no ofrecer verdaderas alternativas de cambio que por lo demás no van mas allá de las simples reformas que no tienen por objeto erradicar las causas de los graves problemas ni remover los obstáculos que las generan, afectándose con ello los derechos y libertades económicas, políticas, sociales, ambientales de las personas.

En este sentido la denominada conversación nacional que ha propuesto el presidente Duque con inclusión de todos los sectores sociales, constituye un nuevo mecanismo de diálogo que el gobierno va a utilizar para sacar adelante su agenda política, en tanto que las fuerzas que integran el comité de paro deberán contar con la capacidad política para conseguir la garantía real y material de los derechos y libertades que hoy reclaman los ciudadanos en general, facilitándose así, la satisfacción de los intereses y necesidades esenciales de todos y de cada uno de los sectores sociales que participan en la protesta social.

SDVAFB
De esta manera el diálogo nacional podrá rendir los frutos deseados siempre y cuando sirvan para ampliar e impulsar los derechos y las conquistas económicas

De esta manera el diálogo nacional podrá rendir los frutos deseados siempre y cuando sirvan para ampliar e impulsar los derechos y las conquistas económicas, políticas, sociales haciéndolas extensivas a todos los ciudadanos y no solo a quienes promovieron el paro, lo que sin embargo no debe convertirse en un fin en sí mismo tratando de apartar a las fuerzas sociales de la lucha por un cambio mas profundo de la vida social.

Ahora bien, en tratándose de los derechos y libertades de los ciudadanos en general y de las reivindicaciones a nivel individual y social, es necesario exigir a los gobernantes que su promoción y garantía no se limite a su cumplimiento desde el punto de vista meramente cuantitativo, tal como sucede por ejemplo con la asistencia social en salud que no obstante sobrepasar el 95% de la cobertura de la población, continua siendo ineficiente y de mala calidad, cuando no es que con políticas antidemocráticas y antipopulares se acaban de un tajo las pocas conquistas que en el caso de la anunciada reforma laboral y pensional se tratan de imponer bajo la presión de los empresarios que aspiran a que las mismas se conviertan en realidad.

Partiendo de la base de que los derechos económicos, políticos, sociales, ambientales, culturales, tienen un carácter universal y se encuentran interrelacionados lo que no permite separarlos unos de otros, está claro que el ejercicio y defensa de los derechos civiles y políticos resulta imposible sin el goce y la satisfacción de los derechos económicos y sociales.

Por lo demás no se puede aceptar la teoría según la cual “sí queremos tener educación superior subsidiada y de alta calidad, salud para todos y pensiones estatales, tanto ricos como pobres deberán pagar mas impuestos”, siguiendo la máxima Mockusiona de que ”sí todos toman todos ponen”, a fin de poder tener el país que queremos.

No hay que olvidar que en Colombia los dueños del capital no pagan en su totalidad los impuestos de conformidad con los principios de progresividad, equidad y justicia tributaria, ya que gozan de una serie de privilegios legales, en tanto que se descarga todo el peso de los mismos sobre los sectores populares y medios de la población. Pero además sí bien es cierto algunos empresarios y multinacionales están dispuestos a pagar altos impuestos, también es cierto que los mismos se trasladan a los consumidores través de los precios de los productos bienes y servicios que se ofrecen en el mercado, recuperando de esta forma su valor, además de las ganancias respectivas.

El cambio social que se consiga como producto del diálogo nacional debe propender no solo por el aumento de determinados recursos provenientes del presupuesto en favor de unos u otros sectores sociales, sino por una transformación cualitativa de las condiciones materiales y espirituales de los ciudadanos en general ligadas con el ejercicio efectivo de sus derechos, libertades y reivindicaciones individuales y sociales, en un esfuerzo que bien vale la pena defender como un subproducto de la lucha social que adelanta el pueblo colombiano.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada