Al que madruga la naturaleza ayuda

Por Benjamin Barne… el Sáb, 29/12/2018 - 11:58pm
Edicion
401

 


Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle. Ha sido docente en Univalle y la San Buenaventura y la Javeriana de Cali, y continua siéndolo en el Taller Internacional de Cartagena, de los Andes, y en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en Caliescribe.com desde 2011.


El atardecer es corto en Cali y se reduce a bellos arreboles que las luces de la ciudad ya no dejan ver y toca leerlos en María pero que, aún más bellos, ya nadie lee. Toca alejarse de la cordillera hacia el rio Cauca y mejor hasta la otra cordillera en la que, en sus faldas, los veían los que habitaban sus viejas casas de hacienda, como en la casa de La sierra, o en la Aurora o la Industria, en Florida, o Garciarriba, arriba de Miranda, y otras más. Por eso habría que disfrutar los muy bellos amaneceres, los que si se ven muy bien aquí, pero que tantos se pierden por estar durmiendo, por lo que no suelen soñar cosas bellas.

dfndf
Ya se ha dicho que al que madruga la naturaleza ayud

casi doce horas de luz natural todos los días del año, que haría de Cali una ciudad única

Ya se ha dicho que al que madruga la naturaleza ayuda, pues emplear las casi doce horas de luz natural todos los días del año, que haría de Cali una ciudad única, sería de gran ayuda para evitar el cambio climático que se vino encima, y usar la noche para dormir como dicen los andaluces; y que el día, si no para descansar como dicen ellos, sí para hacerlo más descansados. Y la noche para soñar sin luz artificial pues nunca es negra como si lo es para el futuro del planeta si insistimos en usar electricidad para todo menos para los carros, quemando combustibles de origen fósil cuya existencia es limitada y su combustión contaminante.

Serían doce horas que permitirían escalonar los horarios de las diferentes actividades cotidianas que se llevan a cabo casi todos los días. Estos son de entre seis y ocho horas diarias por lo que se podrían escalonar de dos en dos horas. Estudiar por las mañanas, trabajar al medio día, incluyendo almuerzo y siesta (habría que dotar de hamacas los sitios de descanso, y comerciar por las tardes. De hecho cada vez más almacenes abren tarde o, por lo contrario, están abiertos todo el día como los supermercados para poder ir a cualquier hora. Se evitarían los trancones que hacen, o son la disculpa, para que con cada vez más frecuencia se llegue tarde.

eefva
Un nuevo amanecer, pues todos son diferentes

Además los amaneceres no apenas inician el día con belleza y optimismo, si no que permiten trabajar mejor en asuntos personales, como lo es escribir una columna sobre los mismos. En la mitología romana, Aurora es la deidad que personifica el amanecer, equivalente a la griega Eos. Es una mujer encantadora que vuela a través del cielo para anunciar la llegada del sol. Sus hermanos son el Sol y la Luna y sus cuatro hijos son los vientos del norte, del sur, del este, y del oeste (Wikipedia). Y atardecer es cuando, por efecto de la rotación de la Tierra, se atraviesa el horizonte y se pasa del día a la noche. Es el ocaso, llamado también atardecer o anochecer, y horas más tarde un nuevo amanecer; un nuevo día.

admirar la luna poniéndose al Occidente

Un nuevo amanecer, pues todos son diferentes, e incluso se puede admirar la luna poniéndose al Occidente, todo un bello espectáculo cuando cada 28 días está llena y nos llena de emociones varias que permiten afrontar el día, y soñar despiertos con un futuro que no dependa tanto de un desarrollo basado en la obsolescencia programada, o inducida, de todo lo que nos rodea, y de un consumismo desaforado impulsado por una propaganda cada vez más engañosa y “noticias” prefabricadas, a las que hay que amanecerles, y aprender a disfrutar de nuevo con nuestros amaneceres y atardeceres en lugar de sólo verlos por la TV y en inglés.

 

 

aerdhbadf