Urbanismo regenerativo

Por Benjamin Barne… el Sáb, 29/10/2022 - 3:14pm
Edicion
599

Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle y especializaciones en la San Buenaventura. Ha sido docente en los Andes y en su Taller Internacional de Cartagena; en Cali en Univalle, la San Buenaventura y la Javeriana, en Armenia en La Gran Colombia, en el ISAD en Chihuahua, y continua siéndolo en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en El País desde 1998, y en Caliescribe.com desde 2011


xyz
Un nuevo urbanismo necesario para propiciar ciudades dentro de la ciudad, a base de supermanzanas y alrededor de subcentralidades

Sería una práctica profesional pensada a fondo para ser aplicada en las ciudades existentes, buscando mejorarlas y densificarlas, y que estas no se sigan extendiendo con nuevas urbanizaciones a su alrededor, convirtiendo tierras agrícolas en urbanizables para beneficio sólo de sus dueños. Un nuevo urbanismo necesario para propiciar ciudades dentro de la ciudad, a base de supermanzanas y alrededor de subcentralidades; serían amplios sectores ya construidos cuyas construcciones se intervienen con una arquitectura regenerativa y sostenible, y sus espacios públicos con el diseño pertinente de un mobiliario urbano complementario de lo urbano- arquitectónico y no independiente.

Las ciudades dentro de la ciudad suelen aparecer espontáneamente en las grandes urbes, o existen en muchas ciudades desde su inicio; pero casi siempre es preciso organizarlas, completarlas y mejorarlas; o hay que crearlas cuando se trata de ciudades fuera de la ciudad, tanto urbanizaciones nuevas como pequeños pueblos existentes en sus cercanías, y serían variaciones de esta idea. Lo que se busca es dotarlas de lo que les haga falta, y lo usual es que estén caracterizadas por un uso del suelo predominante, como cierto tipo de vivienda, industria, comercio, educación o recreación; o por su aparición en el tiempo, siendo unas más viejas y otras más recientes, y hay que completarlas.

Para organizar dichas ciudades dentro de la ciudad, ya existentes o en formación, se deben conformar una cierta cantidad de supermanzanas de tránsito local, uniendo cuatro manzanas existentes, al no permitir que los vehículos pasen de un extremo al otro en las dos vías internas que se cruzan, sino que justo allí tengan que girar a la derecha o a la izquierda según cada caso, y que solo puedan seguir derecho los peatones y ciclistas. En todas estas supermanzanas la arborización de sus andenes puede variar en cada una de sus partes en función de un propósito específico, igual que sus dimensiones y terminados, pero no así los de las calzadas de las calles, los
que deben ser similares en toda la ciudad.

hdfh
cada centralidad debe estar alrededor de un espacio de carácter monumental que la identifique como tal y la distinga de las otras en cada ciudad

Y estas ciudades dentro de la ciudad deben organizarse alrededor de centralidades locales para cada una de ellas, centralidades que deben ser prioritariamente peatonales, y siempre incluir una parada importante del sistema de transporte público de la ciudad, subsedes administrativas, centros comerciales, espacios culturales y recreativos, escuelas y colegios, y locales para comercio y oficinas, todo según cada caso. Y cada centralidad debe estar alrededor de un espacio de carácter monumental que la identifique como tal y la distinga de las otras en cada ciudad; ya sea una plaza, un edificio o hasta solo un monumento significativo; o un parque central, el que igual puede estar muy cerca.

El mobiliario urbano, o sea el conjunto de piezas de equipamiento instalados en el espacio urbano público para varios propósitos, va desde las paradas del transporte público y cabinas telefónicas hasta las bancas de un parque, incluyendo papeleras, bebederos, basureros y buzones, y de las barreras de tráfico, bolardos y señales de tránsito a la nomenclatura de las calles y los números de las casas, debe ser resistente al exterior y anti vandalismo. Parte de este mobiliario debe ser igual para toda la ciudad, otra parte identificable por sectores correspondientes a cada ciudad dentro de la ciudad, o a estas mismas, y otra más puede corresponder a cada calle, avenida, plaza, parque o zona verde.


 

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial