3 de julio de 1810

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 29/06/2019 - 4:22am
Edicion
427

esfb
la  Independencia solo termina con la Batalla de Bomboná

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


En el afán de mostrar al país que Bogotá es el centro de Colombia, siguen olvidando la historia y empeñados, con el señor Presidente a la cabeza, que con la Batalla del Puente de Boyacá el 7 de agosto de 1819 se culminó la Independencia de Colombia, pero la  Independencia solo termina con la Batalla de Bomboná (Cercanías de San Juan de Pasto) el 7 de abril de 1822. Antes de ella ocurrieron las Batallas de San Juanito (Guadalajara de Buga, 29 de septiembre de 1819), de Genoy el 21 de febrero de 1821 y la Independencia para la totalidad de los países de la América española se da con la Batalla de Ayacucho (Perú) el 9 de septiembre de 1824.

Colombia está en deuda de rendir un homenaje a los 4.000 soldados de las Ciudades Confederadas o Amigas del Valle que participaron en las Batallas de Pichincha (Ecuador) y Ayacucho. Estos hechos los olvidan o los omiten los historiadores centralistas.

Igualmente la primera manifestación de autodeterminación ocurrió en Santiago de Cali el 3 de julio de 1810, es decir 17 antes que el 20 de julio en Bogotá. Esa primacía la reconoció el Dr. Miguel Pey, vice-presidente de la Junta de Bogotá al  Cabildo de la ciudad.

<sdvsdfb
El civismo y la buena conducta en el espacio público, donde todos actuamos, son fundamentales para una buena calidad de vida

El 3 de julio debería ser la fiesta de nuestra Independencia, pero para que Colombia no lo olvide, todos los caleños debemos ese día madrugar a izar la bandera de la ciudad y concurrir a los actos programados por el Concejo Municipal.  

Para amar es indispensable conocer y la ciudad necesita que sus habitantes la conozcan y aprecien y así recuperar el calificativo de capital cívica.

El civismo y la buena conducta en el espacio público, donde todos actuamos, son fundamentales para una buena calidad de vida. No podemos seguir permitiendo que los buenos estén encerrados en sus casas llenas de barrotes y los delincuentes sean los dueños de las calles. Unidos podemos recuperar la ciudad y nuestro civismo.

Nuestra fiesta magna es el 3 de julio y debemos conmemorarla con orgullo y construir con nuestro empeño el monumento proyectado en la ciudad de Buga para honrar a quienes permanecieron en la lucha durante toda la gesta libertadora desde la primera Batalla del Bajo Palacé hasta la de Ayacucho y a las siete mujeres fusiladas en la región. En la capital deben practicar el lema de la Academia Colombiana de Historia: “veritas ante onnia”.

 

Búsqueda personalizada

aerdhbadf