Alcalde Ospina, así no (mayo 28 del 2021)

Por Editorial el Sáb, 29/05/2021 - 11:30pm
Edicion
527

uyhijk
La violencia con  grandes proporciones sin control

Editorial

Santiago de Cali del 28 de abril al 28 de mayo, aceleradamente corre del caos a su destrucción total como ciudad, y las decisiones que ha tomado el jefe de la policía de la ciudad, el alcalde Jorge Iván Ospina, han sido equivocadas a la luz de los hechos, ha sido demasiado permisivo,  no ha logrado defender la vida 13 muertos en un dia  y  los bienes a los ciudadanos.

La violencia con  grandes proporciones sin control, generando la interrupción de todos los procesos constitucionales y legales de la vida citadina, con pérdidas humanas y gran afectación de lo  públicos y privado de la ciudad.

Lo del día viernes 28 de mayo caímos en lo  irracional pues eran hechos claramente previsibles por el interés de la subversión, grupos apoyados por el narcotráfico, de la violencia y que no han tenido respuesta contundente del jefe constitucional de la policía, el alcalde de Cali, Dr. Jorge Iván Ospina. Este día él no tomó las decisiones de proteger a los ciudadanos y con un modelo de orden público equivocado, ha llevado a que la ciudad sea incendiada en todas las expresiones de la palabra.

erh

ehr
Ya la ciudadanía perdió toda credibilidad en el cumplimiento de las funciones constitucionales del presidente de la Republica

El terrorismo excesivo se apoderó de la ciudad, la policía fue guardada por el alcalde, a pesar de las evidencias que no permitían que una jornada de celebración con manifestaciones de un mes, pudieran cumplirse pacíficamente. Se había demostrado hasta la saciedad que el orden público era inmanejable, no había otra posibilidad que suspender las marchas, anunciar el toque de queda y militarizar la ciudad, como hoy si se ha hecho.

Ya la ciudadanía perdió toda credibilidad en el cumplimiento de las funciones constitucionales del presidente de la Republica  y del alcalde, no han  trabajado armónicamente , el primero como Comandante en jefe de las fuerzas militares y el segundo  como jefe constitucional de la policía, para estar al servicio de los demás, un gran compromiso con la sociedad.

Ya la situación se salió del cauce normal ciudadano, el alcalde perdió la dirección, la gestión, el control y la integridad para gestionar adecuadamente la ciudad. Ha sido un mes donde se han vandalizado 40 estaciones de gasolina, 48 estaciones del servicio masivo, más de 100 destrozos incendios o violencia sobre entidades financieras y comerciales, hasta el punto que ayer pudimos decir que iniciamos la fase de la destrucción total de la ciudad, al permitirse una equivocada celebración del mes del paro nacional.

bf

wge
La destrucción de bienes públicos y privados por parte de terroristas ha derrumbado a la ciudad,

Hemos trascendido del caos económico al social, al político y ahora hemos ingresado a la fase de una ausencia total de la estructura gubernamental en un estado , ahora tardíamente el alcalde aceptó el despliegue de asistencia militar a la policía nacional, del presidente Iván Duque, quien de paso, tampoco ha tenido el liderazgo suficiente para resolver los problemas de la ciudad de Cali. La primera vez por haber llegado tardíamente, no haber desplegado en este mes las reuniones suficientes, el manejo y el control, para persuadir al alcalde de su mala orientación ideológica del problema de orden público, que ya se le salió al problema económico y social. Ahora con la presencia permanente del ejército a la policía, esperamos que se resuelva esta situación tan violenta en Cali, pues la ciudadanía y la comunidad deben ser protegidas por sus mayores voceros el alcalde, la gobernadora y el presidente la República.

La destrucción de bienes públicos y privados por parte de terroristas ha derrumbado a la ciudad, los ciudadanos no encuentran respuesta a tanta extorsión acabando con la economía productiva que genera la industria, el comercio y el desarrollo de actividades económicas.

El alcalde de Cali, Dr. Jorge Iván Ospina debe dar explicaciones urgentemente, hablar con los ciudadanos, dar respuesta a la inestabilidad institucional , el incendio llegó al CAM. Y al presidente le cabe la mayor cuota de responsabilidad, prendió el mechero y le ha faltado liderazgo para atender la problemática. A unir a los caleños, iniciamos la fase de la destrucción de Cali , a salvar la ciudad entre todos. Y si no es el arzobispo quién?

Caliescribe edición especial