Un país que no educa a sus niños y los mata...Actuemos.

Por Mario Germán F… el Sáb, 29/04/2017 - 7:26am
Edicion
314

*Mario Germán Fernandez de Soto S.

En Armero, Tolima, las autoridades descubrieron que la niña Sarita, de 2 años, había sido abusada y, posteriormente, asesinada. En Bogotá, otra infante de 13 resultó embarazada de su padrastro de 62 años, quien la amenazaba para presionar su silencio. Mientras en Montería, dos niños de 7 y 10 años, que eran utilizados como atractivo sexual, fueron rescatados por la Policía de Infancia y Adolescencia.

A estos casos se suma el ya conocido de Yuliana Samboní, asesinada en Bogotá, en diciembre pasado. Pero, además de tener como denominador común que quienes los ultrajaron o asesinaron, eran familiares o personas cercanas, también es preocupante que, en algunos casos, Bienestar Familiar tuvo conocimiento de la indefensión de los menores. Y su actuación fue, por decir lo menos, apática.

En lo que va corrido de 2017,  Medicina Legal ha practicado 4.400 exámenes médicos a niños de entre 0 y 16 años tras denuncias de abusos sexuales, es decir, 48 por día. Lo más triste es que, pese a la dureza de las nuevas leyes, que imponen penas hasta de 60 años de prisión y sin beneficios a los culpables de estos crímenes, las cifras no se reducen.

Frente a esta indignante ‘ola’ criminal, habría que preguntar: ¿está inscrita en los genes la violencia irracional de los algunos colombianos? O, ¿es cuestión de formación desde la base familiar?  Sin desconocer que aún hay fallas en la administración de justicia, también hay que enfatizar en la negligencia de las entidades estatales que tienen bajo su responsabilidad la protección de los derechos de la infancia. Pero la almendra del asunto es la formación del ser desde el hogar, que en donde comienzan las guerras. Por eso urge la reforma al sistema que protege a los menores.

Pero es igualmente indignante la inequidad social que genera la miseria y la pobreza, la que se observa en el 50% de los hogares colombianos, donde tenemos en la educación la posibilidad de darle oportunidades a los niños del país. Por ello, a ruta para avanzar en el futuro del pais, que es la niñez y seguirle la pista al maltrato infantil , es con el Ministerio de la Familia.

Los Centros de Desarrollo Infantil, que operan desde hace 8 años, solo representan el complemento para soportar esta estructura, pero el trabajo debe ser integral. Un país que no tenga una gran politica educativa en favor de la niñez y la juventud y de repeso, mate a sus niños es un país sin futuro.

Actuemos movilizando la ciudadanía, sensibilizando nuestros gobernantes, exigiendo esa transformación del ICBF y que la justicia siempre deje su gran legado y todos a trabajar por el crecimiento económico, para que haya más justicia social con la niñez y la juventud.  

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada