Mi voto es por Gustavo Petro

Por David Saavedra el Sáb, 28/05/2022 - 2:26am
Edicion
577

David Saavedra

Comunicador Social – Universidad del Valle


Gustavo Petro se ha caracterizado toda su vida por ser un revolucionario de izquierda, lo sigue siendo y prueba de ello es la visión económica y social que su proyecto político contiene.

Colombia es un país que ha sido gobernado durante casi 200 años por las mismas esferas del poder, situación que actualmente tiene al país con una de las peores economías a nivel latinoamericano y esto es constatable si analizamos que la nación cuenta con un PIB alrededor de USD 40.000 millones al año, lo cual es muy poco si lo comparamos en un contexto internacional. Esto se traduce en que Colombia cuenta con un PIB per cápita inferior a US 6 mil al año, una cifra vergonzosa pero que está ahí para recordarnos por qué somos un país tercermundista.

En cuánto al aspecto social, nuestras ciudades encabezan recurrentemente las cifras de violencia y desplazamiento a nivel mundial, sin contar con las demás problemáticas internas como lo son el desempleo (superior al 10%) y la informalidad (superior al 45%), además del acceso a salud y educación superior. Es claro que esto requiere un cambio.

Las propuestas contenidas en el plan de gobierno de Petro permiten vislumbrar el camino hacia el cambio, un cambio que requieren los factores expuestos anteriormente y que agobian tanto a nuestra nación. Sin embargo, hay que reconocer que sacarlo adelante no será nada fácil y encontrará grandes obstáculos debido a sus detractores políticos, que a fin de cuentas conforman las mayorías del congreso de la república.

Otros de los aspectos importantes en su aspiración presidencial y que van de la mano con su fórmula presidencial, Francia Márquez, son la reforma al agro, la descentralización del gobierno y la defensa de la vida. En esto, Petro ha sido muy consecuente con su discurso al ser un gran defensor de los acuerdos de paz, la no implementación del fracking y la inclusión de los territorios abandonados por el gobierno.

yuyty

En cuanto a las críticas que recibe por su gestión durante la alcaldía de Bogotá, no discutiremos si fue buena o mala ya que los residentes de la capital se han encargado de avalar en las urnas cada una de sus candidaturas: alcaldía, representación a la cámara, senador, candidato presidencial en 2018, en la consulta del 2022  y seguramente el día de mañana Petro será mayoría en Bogotá, prueba de esto son las imágenes que vimos del pasado domingo en la Plaza Bolívar, durante su cierre de campaña.

Petro también es un demócrata, lo cual le permitió ser liberal y proyectar el Pacto Histórico que no es nada más que la unión de todos los jóvenes, adultos y viejos cuyo pensamiento se alinea a ideologías de izquierda y de centro izquierda. En sus discursos Petro habla sobre López Pumarejo en lo que concierne a sus reivindicaciones sociales, también habla de López Michelsen, lo que le ha valido para conquistar una gran parte del partido Liberal que es de centro izquierda. Otro referente en sus alocuciones es Álvaro Gómez y su acuerdo sobre lo fundamental, precisamente eso es un Pacto Histórico.

Este se constituye como un modelo que ha permitido crecer a economías como Corea del Sur, que consiste en que generar recursos al estado a base de pequeñas, medianas y grandes empresas y para favorecer a los distintos sectores sociales.

Los jóvenes estamos con el Pacto Histórico porque queremos mejorar nuestra calidad de vida, más oportunidades, empleos y salarios dignos y contar con educación superior de calidad. Somos la generación mejor preparada, pero a su vez la peor pagada en la historia del país.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial