Próximo Gobierno, ajuste económico

Por Redaccion el Sáb, 28/04/2018 - 1:54pm
Edicion
366

Redacción 

Para los grandes analistas colombianos, es inaplazable una nueva reforma tributaria a fin de mejorar las finanzas públicas del país, la reforma pensional, ante el elevado nivel de endeudamiento y que ya prácticamente ha perdido el margen de maniobra el Ministerio de Hacienda, para orientar las finanzas públicas Nacionales. Pero adicionalmente falta la reforma al problema de la salud, la educación y a la justicia que generan un gasto publico altísimo.  Luego el ajuste macroeconómico es una necesidad del país, lo han vivido muchos países, algunos muy cercanos a nosotros como España y Estados Unidos, para poder salir de la crisis y evitar mayores problemas, que tendrían que ver con los  pagos de nuestras deudas a nivel Internacional.

Y como si fuera poco, tenemos el problema de la financiación del Acuerdo de Paz, del que no se ha podido cumplir económica y socialmente y ahora tendrá el país esa nueva espada de Damocles, en cuanto a gasto público. Pero al mismo tiempo habrá que pensar que subsidios eliminamos, evitar otros adicionales y organizar nuestra casa. De lo contrario estaríamos expuestos a grandes riesgos fiscales, económicos y financieros.

El país atraviesa por una gran crisis en todos sus órdenes, el desfase en la modernización de las carreteras, la contaminación de los ríos,  el problema estructural de la salud, la pésima calidad de la educación, la prospectiva del agua potable, los “Transmilenios” ( MIO )  totalmente deficitarios en todo el país, y ese pasivo pensional que sigue creciendo. No hay manera de montar los programas al estilo Vargas Lleras de 100.000 viviendas gratuitas, donde la gran mayoría de los políticos se quedaron callados, no  detuvieron  la fiesta del desbordado gasto público.

Por ello debemos los ciudadanos, buscar que el candidato que escojan, sea muy responsable con la política económica, social y ambiental, que hemos fallado sí, por acción u omisión, pero ahora se trata de no poner en juego la estabilidad del inversionista privado, de tal manera que tenemos que preservar nuestra economía.

Reiteramos que el llamado a comprar el Ingenio del Cauca es un hecho que no puede pasar desapercibido, y los vallecaucanos debemos unirnos, a hacer respetar la libre empresa y nuestra economía o en que estamos vallecaucanos?

Caliescribe edición especial