Biden, no fue la izquierda que soñaron los progresistas colombianos

Por Redaccion el Sáb, 27/11/2021 - 9:34pm
Edicion
553

Redacción

Las sanciones colocadas a Daniel Ortega por parte del gobierno del Presidente de los Estados Unidos Joe Biden, le saca tarjeta roja al gobierno de Nicaragua y lo aíslan completamente de la política y la economía de Washington.

Son sanciones muy duras, empezando por aquellos que le prohíben a los Ministros y al Presidente de Nicaragua ingresar a los Estados Unidos, medida que incluye a todo el sector público de Nicaragua y a sus familias, todo por la falta de garantías electorales en las elecciones últimas y el fraude electoral denunciado.

SDVVE
Y el gobierno de Biden fue más allá, prohibiendo a las empresas de los Estados Unidos hacer contratos con el gobierno nicaragüense

El ex Presidente del Brasil Lula da Silva defendió a Daniel Ortega con una frase "Ángela Merkel se puede elegir cuatro veces, porque no, Daniel Ortega…".

El Presidente - dictador Ortega ganó para un cuarto período, pero clavó su enlace con las economías desarrolladas del mundo, ante unos hechos tan preocupantes para la democracia como fueron el poner a sus opositores-candidatos en la cárcel.

Y el gobierno de Biden fue más allá, prohibiendo a las empresas de los Estados Unidos hacer contratos con el gobierno nicaragüense como venta de computadores, transacciones comerciales, etc.

Ha quedado aislada Nicaragua de los Estados Unidos, pero también han coordinado acciones con Gran Bretaña y Canadá, donde todos los oficiales nicaragüenses electos en las alcaldías, gobernaciones, juzgados, y sus enlaces empresariales quedaron sin acceso a Estados Unidos, en la cabeza del mismo Ortega y su vicepresidente/ esposa Rosario Murillo.

La estrategia del gobierno demócrata de los Estados Unidos es buscar que haya retorno en Nicaragua de la democracia, pero esto va a incrementar por supuesto la pobreza, la miseria y vemos que Venezuela se ha sostenido con su dictadura chavista.

Definitivamente allí quedó la izquierda colombiana y latinoamericana descubierta en un falso amor por Biden, pues este no es ningún socialista.

Que regrese la democracia en Nicaragua.

Caliescribe edición especial