Los desafíos de La Paz

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 27/11/2021 - 1:14pm
Edicion
553

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

add
Lo cierto es que dichos logros tan solo se han cumplido parcialmente y en algunos casos en forma irregular e incompleta

En un país como Colombia en donde existen innumerables problemas y conflictos sociales, el buen suceso de la Paz no depende de los deseos de los gobernantes ni de las consignas sobre dicho proceso, si por otra parte no existen las condiciones concretas y objetivas para que la paz prospere en medio de la población, las cuales deben ser reales y no simplemente formales, lo que implica el cumplimiento integral de los acuerdos de Paz que no obstante las afirmaciones del secretario General de la ONU en el sentido de que “pudo constatar de primera mano los logros de la Paz”, esta no ha podido afianzarse en los cinco años que lleva el acuerdo suscrito en La Habana.

Lo cierto es que dichos logros tan solo se han cumplido parcialmente y en algunos casos en forma irregular e incompleta, en tanto que varios sectores económicos y políticos opuestos al proceso de Paz adelantado con la antigua insurgencia de las FARC EP, conspiran contra dicho proceso generándose con ello un clima de desconfianza e incertidumbre que afecta notoriamente el verdadero espíritu de reconciliación entre los colombianos, así como del establecimiento de la verdad, la sanción para los responsables de los delitos de lesa humanidad y de la no repetición de una tragedia de violencia que como la de Colombia data de hace más de 50 años conmoviendo al país desde lo más profundo de las regiones donde se desarrolló el conflicto armado con la mencionada insurgencia. En tanto que de los otros sujetos armados y factores de violencia existentes en la actualidad, se debe llegar a acuerdos para bien del país y de los colombianos.

En este caso no es suficiente afirmar que el proceso de Paz es irreversible, cuando de lo que se trata es de ejecutar rigurosamente las tareas convenidas en los acuerdos, al tiempo que el gobierno del Estado debe agotar todos los recursos y tomar las medidas necesarias para garantizar la vida de los excombatientes incorporados al proceso de Paz, al igual que la de los líderes sociales y campesinos que están colaborando con dicho proceso.

El buen suceso de la paz exige de antemano poseer la claridad ideológica, política y organizativa para evitar en lo posible los errores derivados de su manejo y con los cuales se causa un grave daño al proceso, de todo lo cual debe aprenderse contando con el conocimiento y la experiencia de otros procesos, lo que nos debe llevar a la reflexión a fin de no repetirlos, atendiendo aquellos de que el que no tiene en cuenta la historia está condenado a repetirla con todos sus errores.

wqer
Mientras tanto para todas y todos los colombianos, la paz constituye una oportunidad para realizar las reformas que requiere el país en materia económica

Mientras tanto para todas y todos los colombianos, la paz constituye una oportunidad para realizar las reformas que requiere el país en materia económica, política y social a partir de las cuales se podrá avanzar en busca de un cambio social e institucional, que desde luego no puede surgir de las políticas neoliberales, ni del populismo de derecha o de izquierda, ni de quienes se colocan demagógicamente en el centro del espectro político para engañar a los potenciales electores convertidos en masa electoral disponible para sus fines y propósitos políticos y sin que se comprometan con el proceso de Paz más allá de los discursos grandilocuentes para crear en la conciencia de las personas una percepción ilusoria y equivocada sobre dicho proceso de paz.

Quienes de verdad propugnan por una paz estable y duradera y participan de la idea del cambio social deben tener presente que la paz tan solo es posible si de manera simultánea se garantiza la democracia participativa y decisoria y no simplemente electoral, conjuntamente con el ejercicio de los derechos y libertades políticas, lo cual constituye a todas luces un gran desafío que deben afrontar las fuerzas políticas y democráticas progresistas para afianzar la paz y utilizar aquellas formas y métodos pacíficos de la lucha social como fuente indiscutible de la existencia y desarrollo progresivo de la sociedad.

Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial