Utopías y antiutopías

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 26/11/2022 - 12:30pm
Edicion
603

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

Las utopías como proyectos económicos, políticos, sociales, culturales, ambientales, técnicos, etc., constituyen un ideal irrealizable en la práctica y de carácter metafísico construido arbitrariamente al margen de las condiciones concretas y objetivas de la realidad desde el punto de vista de la existencia y del desarrollo de la sociedad.

No obstante, las utopías siempre han acompañado al pensamiento social de todos los tiempos reflejándose en él algunas particularidades del régimen social y conteniendo elementos críticos del mismo, además del propósito de corregir sus defectos mediante la realización de ideales superiores que contengan un verdadero cambio social.

Es el caso, por ejemplo, del ideal que tenían los socialistas utópicos o el que resultó de los éxitos reales alcanzados con la construcción de la sociedad socialista en la Unión de las antiguas repúblicas socialistas soviéticas -URSS-.

65

En tiempos de la crisis general del capitalismo globalizado se ha puesto de presente una tendencia contraria a la utopía con la llamada anti-utopía, a través de la cual se expresa la pérdida de toda esperanza histórica en el cambio social, siendo innecesaria la lucha de los pueblos por la construcción de una sociedad más justa y equitativa, en tanto que se considera que la experiencia práctica e histórica y el conocimiento de las ciencias avanzadas y de las nuevas tecnologías, poco o nada contribuyen para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos.

Así las cosas, la idea y realización de las utopías se transforman en su autonegación lo que conlleva al pesimismo y en otros casos al optimismo encaminado a resolver los problemas sociales acomodando la realidad a sus intereses de clase, grupo social o individual y utilizando para ello el poder que ostentan desde el Estado.

A pesar de las novelas de ficción que se tejen alrededor de las utopías, está claro que estas pueden influir en las conciencias de las masas populares y de sus dirigentes en el cumplimiento de las tareas cardinales hasta cierto punto haciendo las veces de Prometeo del cambio social.

En Colombia los proyectos del gobierno del presidente Petro atinentes a la paz total, la justicia económica y climática, la sostenibilidad alimentaria, la descarbonización de la economía, la reforma agraria integral, considerados como base esencial del cambio social pueden convertirse en simples utopías si para tal efecto no existen las condiciones concretas y objetivas para su realización y no se ejercen rigurosamente las tareas convenidas con las fuerzas democráticas y progresistas del país, además, de poseer la suficiente claridad ideológica y política para escoger las vías más adecuadas para la consecución de los objetivos propuestos, a la vez que cualquier equivocación puede hacer que dichas condiciones no se manifiesten, generándose con ello un grave daño al proceso de renovación y de cambio social.

ertyku

ADENDA 1: La decisión del gobierno nacional en cabeza del ministro de transporte de reducir en un 50% el costo del SOAT, si bien es cierto beneficia a varios sectores sociales como propietarios de motos hasta cierto cilindraje, dueños de taxis, etc., no por ello el costo de la mencionada medida será asumido por el Estado con recursos del presupuesto que se entregarán a las aseguradoras que cobran sumas de dinero muy elevadas por dicho seguro, a la vez que los grandes propietarios de taxis también resultarán beneficiados con la medida gubernamental, mientras que los conductores de los taxis demandan de una mayor regulación por parte del Estado en materia laboral y de asistencia social.

ADENDA 2: En reciente entrevista en el diario El País España a la vicepresidenta Francia Márquez, ésta manifestó que en Colombia a cada paso debe reiterar su condición de vicepresidenta de la república ante diversos funcionarios del gobierno, confirmándose de esta manera un sesgo discriminatorio tendiente a disminuir su papel protagónico en el ámbito institucional, circunstancia esta que contradice la retórica que rechaza de plano la discriminación racial y de género, pero que en la realidad prevalece oculta no obstante las manifestaciones aparentes de respeto por su dignidad y condición de afrodescendiente, de mujer y de vicepresidenta de Colombia, lo cual debe ser rechazado de plano por el pueblo colombiano.

Entretanto se destina una suma millonaria (150 millones) para publicitar los logros de los 100 primeros días del gobierno del presidente Petro que conjuntamente con su esposa la señora Verónica Alcocer aparece como protagonista principal de los acontecimientos más relevantes de la gestión gubernamental y de la cual muy poco o nada se le reconoce a la vicepresidenta Francia Márquez.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial