¿Si las elecciones fueran hoy . . .?

Por Guillermo E. U… el Sáb, 26/02/2022 - 2:12pm
Edicion
564

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


Es la pregunta con la cual inician las encuestas, sondeos, mediciones, etc., a lo cual los colombianos nos hemos acostumbrados por décadas. Es y ha sido una brújula que todo aspirante político consulta, como si fuera un oráculo sagrado. Lamentablemente, cada candidato tiene su propia empresa de medición, en la cual siempre sale triunfante. Inclusive los medios nacionales, por mas que realizan alianzas, sus ideologías editoriales pesan mas que la objetividad de la medición. 

El ciudadano común, que poco entiende de mediciones electorales, sencillamente escucha propuestas y se acomoda a la mas convincente. Los asesores de imagen, estrategas, publicitarios, políticos, entre otros, divierten al aspirante con sendas recomendaciones, algunas científicamente probadas, otras sencillamente impulsivas, resultado de la experiencia en decenas de campañas electorales, nacionales y en el exterior.

Sin embargo, lo que, en un principio, se comunicaba con la expresión mas común en campañas “cambio” va desapareciendo a medida que se agota el tiempo pre electoral y todas las campañas, dicen de una manera u otra lo mismo.

Sin embargo, pese a la testarudez de nuestra clase política, en no “cambiar” la consabida expresión, refleja que la mayoría de aspirantes llevan décadas haciendo política y cada elección ofrecen exactamente lo mismo.

Elecciones 2022

Los grupos de alianzas para la elección presidencial así lo muestran. El Pacto histórico, encabezado por el populismo rampante de Petro, no es nada diferente a la permanencia en el poder. Petro lleva 25 años en el poder legislativo, a excepción de su desastroso paso por la alcaldía de Bogotá. Alexander López Maya y Armando Benedetti fueron elegidos desde el año 2002, y completan dos lustros en el Congreso. El camaleón mayor, Roy Barreras, cuatro años menos en el congreso y sigue. Iván Cepeda, el acusador, completa doce años.

Por el lado del grupo de la Esperanza, encabezaría por edad, Humberto de la Calle, con extensa hoja de vida en las altas esferas de la burocracia central, es seguido por Jorge Robledo quien lleva veinte años, al que le sigue Juan Manuel Galán, ex senador, por doce años. Sergio Fajardo, alejado del legislativo, lleva dieciocho años en la actividad publica y completa la baraja con el ex ministro de Salud Alejandro Gaviria, quien ocupo esa cartera hace diez años.

Por la matemática electoral de umbrales, cuotas repartidoras y un argot lingüístico que pocos entienden, lo cierto es que estos dos grupos unidos tendrá presencia significativa en el congreso y podrá ser la bancada mas numerosa. Aun no ha definido el expresidente Gaviria, donde ubicará en el péndulo electoral al partido Liberal,

En el grupo de la Experiencia o Colombia, también se encuentran personas con extenso recorrido. El ex alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, inicio su actividad política desde el año 1984. El conservador David Barguil completa doce años de coherencia en el legislativo. Y los ex alcaldes de Barranquilla y Medellín complementan el grupo aportando experiencia administrativa.

Aquí convergen varios partidos tradicionales, los cuales, con la alianza del Centro Democrático, que ya tiene candidato presidencial, podría ser la bancada mayoritaria del Congreso.

La campaña electoral del 2022 es la mas atípica de la historia. Los aspirantes al congreso han sido relegados a un segundo plano por la veintena de pre candidatos presidenciales quienes han acaparado la atención mediática nacional. Así las cosas, las maquinarias previstas para votar las consultas interpartidistas serán las que arrastren las eventuales listas para congreso.

Los ajustes que el electorado ha otorgado en las urnas, vigorizando el poder legislativo, darán comienzo a la campaña presidencia a partir del 13 de marzo y las promesas electorales de cambio de los elegidos fenecidas.

No habrá cambios. Seguirán los mismos con las mismas, señalando, acusando y despilfarrando el erario.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial