Corrió durante tres días hasta alcanzar La Libertad

Por Luis Eduardo E… el Sáb, 26/02/2022 - 12:02pm
Edición
564
Sección
Corrió durante tres días hasta alcanzar La Libertad
*Luis Eduardo Echeverri

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


Podría definirse como “Correr para salvar la vida”

Lopez Lomong, secuestrado y separado de sus padres para convertirlo en niño soldado, corrió durante tres días hasta alcanzar la libertad .. En el campo de refugiados vio por televisión la final de los 400m. de los Juegos Olímpicos de Atlanta'96 y le impactó ver a Michael Johnson llorar en el podio.

Juró que algún día él también correría en unos Juegos e iría a un país donde pudiera llorar. Ahora impulsa varios programas de ayuda y capacitación escolar en Sudán.

La historia dice que …”Un grupo de niños se acerca a un televisor en un campo de refugiados en Kenia el 29 de julio de 1996 para ver la final de los 400 metros en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Entre ellos, uno de 11 años queda prendido del momento. Michael Johnson acaba de ganar la medalla de oro y llora en el podio. El chaval que le observa a miles de kilómetros no entiende como un hombre puede llorar. En África, los hombres no lloran (eso le han enseñado), y menos si han ganado algo. Ese chico al que apodan Lopez consigue leer lo que pone debajo del nombre del medallista: USA. Y se dice a sí mismo que algún día irá a ese país donde los hombres pueden llorar.”

A los seis años ( su fecha de nacimiento es orientativa - 1/1/85), mientras atendía la ceremonia religiosa del domingo, unos soldados del Ejercito de Liberación del Pueblo de Sudán irrumpieron en la iglesia gritando y disparando al aire. Se llevaron a 75 niños de Kimotong, la aldea de los Lomong.

La huida

Entre el grupo había tres chicos mayores de su pueblo que confabularon con él una huida que los debía llevar hasta la frontera con Kenia. Estudiaron bien los movimientos de los guardias. Muchos eran niños como ellos que, con un AK47, drogados y bebidos por la noche ya no se sostenían en pie. Para salir de la cabaña sortearon los cuerpos de otros que dormían, cruzaron el patio y llegaron hasta la alambrada donde había un pequeño agujero. Durante tres jornadas estuvieron corriendo. Corrían de noche y descansaban escondidos de día. Comían raíces y frutos que encontraban. Evitaban los pueblos y caminos, pero con un rumbo fijo: la frontera. Allí había un campo de refugiados desplazados por culpa de la segunda guerra civil de Sudán y donde le pusieron el nombre de Lopez.

Corrió durante tres días hasta alcanzar La Libertad

Lopez Lomong es uno de 20.000 niños perdidos del Sudan al que una familia norteamericana, tras 10 años de espera y gracias a un programa de la ONU, adoptó para darle una vida mejor. Robert y Barbara Rogers se llevaron a un chico de 16 años que prácticamente no sabia hablar inglés desde un campo de refugiados de Kenia en el programa que facilitó que 3.500 niños se instalaran en EE.UU. de forma permanente y, con cariño y perseverancia, consiguieron que se graduase al cabo de tres años en la Tully High School de Nueva York.

Las enormes aptitudes para el atletismo que Lopez Lomong demostró en el instituto le permitieron conseguir una beca para la universidad de Northern Arizona. Campeón de la ‘Division I’ de la NCAA (liga universitaria) en 3.000 m. indoor y 1.500 outdoor, consiguió la nacionalidad estadounidense en 2007.

Con la adquisición de la nacionalidad estadounidense en 2007 y unas buenas marcas en los ‘Trials’ nacionales, Lopez Lomong pasó a formar parte del equipo olímpico para los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008. Cayó en las semifinales de los 1.500 metros pero tuvo el honor de ser el abanderado de la delegación de atletas de Estados Unidos en la ceremonia de apertura de los Juegos. Desde 2009 ha competido en 1.500, 5.000 y 10.000 m. ganando varias competiciones nacionales y superando marcas personales como en la Diamond League de Mónaco en 2010. En 2012 participó en los Juegos Olímpicos de Londres en la categoría de 5.000 metros, llegando a la final, pero su registro fue bajo y quedó 10º. Desde entonces corrió en los campeonatos nacionales de Estados Unidos preparándose para los 10.000 m. del Mundial de Doha de 2019 donde quedó séptimo.

Es toda una historia bonita y ejemplar para las nuevas generaciones del atletismo colombiano, deportistas que se preparan con el auxilio de la Federación Colombiana de Atletismo en la búsqueda de su mejor participación durante el próximo Campeonato Mundial U20 a celebrarse en ‘La Sultana del Valle’, CALI, ‘La Capital deportiva de América’.

Video youtube ‘Corriendo por mi vida’

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial