Unión vallecaucana alrededor del modelo socioeconómico

Por Redaccion el Sáb, 25/09/2021 - 9:30pm
Edicion
544

erhwegb
La experiencia del Cauca por razones indígenas terminó acabando con este departamento, con ella ahora se busca cambiar el modelo económico y social vallecaucano

*Ramiro Varela M

Se ha iniciado la campaña presidencial colombiana con todos los candidatos al frente de sus programas, giras proselitistas, encuentros periodísticos,  gremiales y en ella el Valle del Cauca y seguramente se pondrá uno de los puntos de controversia de lo que sucedió en el año 2018, que generó muchos votos y una división regional profunda, discursos del candidato Gustavo Petro, propios de pretendiente presidencial, cuando invitó a los Ingenios vallecaucanos a vender sus tierras para que se las entreguen a los campesinos y a los pequeños productores agrarios para producir alimentos. En otras palabras pretendió abrir el camino de la expropiación en Colombia por la via administrativa, impulsando de contera la lucha de clases.

No se trata de una guerra económica ni política...

Sensatez fundamentada en la experiencia centenaria del Valle y del Cauca, por lo que se debe  defender el desarrollo industrial de nuestra región, que nos ha dado riqueza económica y social, en un verdadero balance nacional y protagonismo internacional. Y no es otra que la firma de un PACTO REGIONAL entre candidatos al senado y la cámara, la bancada regional y los candidatos presidenciales.

Argumentos

El punto de partida debe ser con la experiencia del Cauca en la venta a presión de tierras fertiles y productivas a los indígenas, que terminó acabando con este departamento, ahora se busca cambiar el modelo económico y social vallecaucano con unas tierras que han tenido gran inversión estatal y privada, volviendolas altamente productivas , que con la propuesta del candidato, podría tener graves consecuencias para Colombia , el suroccidente y especialmente el suroccidente colombiano:

  1. En generación de crecimiento económico ( PIB )
  2. En la responsabilidad social frente al desarrollo económico nacional en el modelo de tributación y por supuesto municipal, donde dejarían de recibir muy importantes recursos
  3. Y por supuesto se afectaría la generación de empleo que es uno de los puntos más importantes.

El modelo económico de la caña ha logrado  una gran participación en la economía superior al 0.7% del Producto Interno Bruto nacional, al ofrecer casi 200,000 empleos, en 13 ingenios azucareros, con una gran apuesta energética de 6 plantas de bioetanol. Y el beneficio  son 1.200.000 familias con sus empleos directos. Todo esto  logra una exportación de más de 500,000 toneladas al año, casi el 4% del PIB agrícola de Colombia, casi el 40% PIB agrícola del Valle del  Cauca.

Son 240,000 hectáreas sembradas en caña en 5 departamentos, la mayoría de minifundistas, con el 65% de ellas con menos de 60 hectáreas cada uno.

Clausurar debate histórico

Y el debate sobre que en el departamento los cultivadores de cañas son esclavistas, eso es del pasado, de hace más de siglo y medio que se acabó la esclavitud, pues la industria apareció 40 años después.

Y ello decir que las tierras ricas están en manos de unas minorías blancas en Colombia, esa controversia no existe en el departamento, hay respeto por las empresas, que se han convertido en conglomerados económicos internacionales.

La discusión de reforma agraria no existe regionalmente, pero el gran debate regional es crecer economica y socialmente con más de 500 mil hectareas del piedemonte vallecaucano.

Desarrollo del piedemonte vallecaucano

La salida del Valle del Cauca es transformar su  desarrollo con inversión extranjera y nacional, incrementando el modelo exportador para crecer la economía regional con las áreas improductivas del piedemonte y no tratando de acabar con el desarrollo industrial agricola, cuya riqueza se ha demorado más de 100 años en construir la eficiencia de sus terrenos.

El nuevo modelo de desarrollo para el departamento tiene que ver con la internacionalización de nuestra economía, atrayendo capital y tecnología, en áreas no explotadas del departamento, hacer la riqueza de los recursos naturales especialmente hacia el Pacifico, aprovechando la biodiversidad, para  derrotar la pobreza.

El piedemonte vallecaucano requiere un cambio en la economía agraria en el Valle del Cauca para crecer el perímetro y convertir los predios subutilizados en un conglomerado de pequeños, medianos y grandes empresarios agroindustriales. Allí podrían entrar campesinos y obreros, para que en 4 años puedan incrustarse en un volumen de exportaciones y en los mercados internacionales, a través de modelos de asociación tipo cooperativo. La experiencia global existe, debe ser la estrategia de largo plazo de desarrollo del Valle del Cauca, liderada por una nueva CVC, nueva corporación de desarrollo colombiano, para impulsarla a través de un acto legislativo como se hizo con el No 5 de 1954, con apoyo internacional. 

El Valle del Cauca fue pionero en Colombia, gracias al modelo del Valle de Tennessee y al plan Lilienthal, ejemplos exitosos, que deben repetirse

Tema ambiental y social

El debate debe hacerse con altura y serán los ingenios y Asocaña que le demuestren a la comunidad balance social a,biental, cuál es la inversión y el compromiso con las comunidades.

Otra cosa es que nuestra región ha crecido a tasas muy altas por ser la capital del suroccidente colombiano y  la costa pacífica y por lo tanto la respuesta tiene que ser en el desarrollo social a través de la nación, el departamento y los municipios para fortalecer el crecimiento económico y no rectificando el actual que tiene un gran apoyo al desarrollo social y a la generación de empleo.

Nuestro departamento es un importador gran problema

Prácticamente estamos llegando que por cada peso que se exporta importamos tres pesos; sin contar el año pandémico, en el año 2019 las exportaciones colombianas fueron de USD 39,501 millones de dólares y las vallecaucanas de USD1.864 millones de dólares, lo cual es pequeño porque es solamente es el 4.7% nacional

waesdrtf
Y esto es lo que nosotros tenemos que atacar y para ello tenemos que hacer la gran unión vallecaucana sobre el piedemonte y para la defensa de los intereses comarcanos

Y las importaciones fueron USD 52,702 millones de dólares, Colombia país con un gran déficit en su balanza comercial; en el Valle del Cauca las importaciones fueron de USD 4.992 millones de dólares, en nuestro departamento hay un déficit mayor en la balanza comercial.

Y esto es lo que tenemos que atacar y para ello tenemos que hacer la gran unión vallecaucana sobre el piedemonte, su crecimiento economico y social, para la defensa de todos los intereses comarcanos

Conclusión: Si a la vocación del valle,  Si al futuro del piedemonte y el Pacifico.

El area plan que conforma ese valle de los departamentos del Valle, Cauca y Risaralda, debe apoyarse en su modelo de desarrollo e intocable como proceso económico y social.

Y los problemas regionales que trascienden a la  nación, deben estar amarrados en conjunto de 3 departamentos principalmente, con sus fuerzas políticas, empresariales, sociales y gremiales y es un llamado a los candidatos al Senado , a la Cámara y a la Presidencia de la República, interesados en apoyos electorales vallecaucanos , risaraldenses y caucanos.

El futuro del Valle del Cauca requiere y exige un PLAN DE DESARROLLO  a 50 años , ese es el acuerdo que se debe firmar en esta campaña electoral , como carta de navegación económica y social, para seguir creciendo y mitigar dificultades sociales, que deberíamos elevarlo a una constituyente regional mediante un plebiscito, para soportar ataques golondrinos que no hacen verano.

Pre requisito. Apoyar los Ingenios, incentivarlos y fortalecerlos, para que ese modelo económico y social exitoso se pase al piedemonte vallecaucano ,  a la costa pacífica y trascienda al exterior de los departamentos de Risaralda y Cauca, lo demás es populismo

*Ingeniero Civil y Magister en administración de empresas Univalle, director de Caliescribe, dirigente deportivo , constructor y  ex congresista del Valle del Cauca

Caliescribe edición especial