Defender a San Antonio

Por Benjamin Barne… el Sáb, 25/07/2020 - 8:44pm
Edicion
483

ewretergrr
Muchas de las normas urbanas y arquitectónicas vigentes en la ciudad no son las más adecuadas para un barrio que se supone debe ser protegido por ser de interés cultural

Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle y especializaciones en la San Buenaventura. Ha sido docente en los Andes y en su Taller Internacional de Cartagena; en Cali en Univalle, la San Buenaventura y la Javeriana, en Armenia en La Gran Colombia, en el ISAD en Chihuahua, y continua siéndolo en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en El País desde 1998, y en Caliescribe.com desde 2011


Muchas de las normas urbanas y arquitectónicas vigentes en la ciudad no son las más adecuadas para un barrio que se supone debe ser protegido por ser de interés cultural, principiando por que debería constituir un ejemplo de urbanismo y arquitectura a reinterpretar, no de imitar con vulgares pastiches, en nuevas partes de la ciudad proyectando para ellas edificios de más pisos y re densificándolas, pero que tengan vergeles, patios, balcones y terrazas con huertos casero, y cubiertas inclinadas con paneles fotovoltaicos y no esas cubiertas “modernas” sosamente planas que más pronto que tarde generan molestas goteras a menos de poner  costosas impermeabilizaciones.

De otro lado la falta de control por parte de las Autoridades Municipales es abrumadora, y continúan las demoliciones y talas de  árboles de los solares pese a estar prohibidas, y varias construcciones se adelantan sin permiso y no dejan el aislamiento posterior. Algunos propietarios o inquilinos continúan con vulgares avisos y pintando feos colorinches en las fachadas pese a no estar permitidos. Es como si a ellos no les gustara el barrio y quisieran cambiarlo pasando por encima de los que si les gusta, y no entienden que lo que se debería hacer es recuperar su belleza original desde luego con los discretos cambios necesarios para su actualidad ya que tampoco se trata de momificarlo.

sgdrhtrt

asdgbd
La ignorancia de algunos propietarios respecto al valor cultural de sus propiedades en San Antonio es preocupantemente

La ignorancia de algunos propietarios respecto al valor cultural de sus propiedades en San Antonio es preocupantemente miope pues no perciben el valor económico que aquel valor cultural puede representar, en la medida en que se ponga por delante su valor urbano y su calidad de vida en tanto parte del centro histórico de la ciudad; y de ahí su verdadero valor económico al futuro. No se han percatado de que San Antonio es por muchas razones uno de los mejores lugares para vivir en Cali, desde luego para los que les gusta vivir la ciudad en la ciudad y no en su periferia o en las nubes más arriba de un séptimo piso y que entre más alto creen que mejor, que es más “in”.

Para terminar, hay que insistir en que los vergonzosos andenes de San Antonio son tan incómodos, y  hasta peligrosos, que llevan a que los peatones prefieran circular por las calzadas, pese a que así comprometen su seguridad debido a que los carros estacionados en sus estrechas calles dejando libre sólo un carril. Además, como si no fuera suficiente, por este carril único permanentemente los carros extraños al barrio se detienen de imprevisto en cualquier parte en lugar de orillarse, no hay donde, para preguntar alguna dirección, pero no se detienen en los “pares”, y carril por el que circulan motos y bicicletas en contravía y en ocasiones hasta carros que además pitan con rabia.

Por todo lo anterior sus vecinos más conscientes deben apoyar a su fundación, FUNVESAN, en la exigencia de un Plan Especial de Manejo y Protección, PEMP, para el barrio, antes de que la codicia de algunos propietarios o la ignorancia de algunos habitantes, y la falta de control urbano y arquitectónico de la Administración Municipal acaben con el. Un plan que incluya un replanteamiento de su sistema vial como el ya propuesto (Supermanzanas en San Antonio, Caliescribe.com, 15/02/20202) y el hundimiento de la Calle Quinta para conformar con el Centro Histórico una ciudad dentro de la ciudad y un parque aunque sin grandes árboles, no un mal llamado boulevard.

efgrerge

 

Caliescribe edición especial