El desarrollo capitalista como factor del cambio social

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 25/06/2022 - 1:57pm
Edicion
581

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


La propuesta del presidente electo Gustavo Petro de desarrollar el capitalismo en Colombia, coincide en cierta forma con la concepción de algunos economistas y politólogos que consideran que la situación económica y social de nuestro país y de los colombianos puede cambiar e incluso mejorar sustancialmente con la implementación de una serie de reformas con las cuales sería posible reducir los índices de pobreza y desigualdad social, particularmente para aquellos habitantes que viven en los municipios y regiones más apartados y pobres de Colombia .que no tienen la asistencia efectiva del Estado, como sucede en la Guajira y en Chocó, aunque también la pobreza tiene su asiento en las grandes ciudades como Bogotá Medellín, Cali, Cartagena, en donde los pobres sobreviven del rebusque y del asistencialismo mendicante que les ofrece el Estado.

wef
La nueva cara de la pobreza y la desigualdad social afloran a la realidad con los millones de personas desplazadas por la violencia desatada en varias regiones de Colombia que deambulan por las calles

La nueva cara de la pobreza y la desigualdad social afloran a la realidad con los millones de personas desplazadas por la violencia desatada en varias regiones de Colombia que deambulan por las calles de varias ciudades y contribuyen al surgimiento sobrante de trabajadores y de profesionales (médicos, abogados, economistas, ingenieros, arquitectos, comunicadores, técnicos, etc.), cuyos ingresos no les alcanzan para solventar dignamente sus necesidades individuales y sociales.

La situación de la gente que vive en lo fundamental de su trabajo se complica aun más con el aumento desbordado de la inflación que genera altos precios de los alimentos y en general de aquellos productos y bienes derivados de la economía de los servicios. Circunstancia esta que no se resolverá con la puesta en práctica de algunas reformas con las cuales se pretenden atenuar las contradicciones y los conflictos sociales existentes en el país y no obstante las promesas y propuestas de cambio social que se anuncian por quien será el inquilino de la Casa de Nariño y de sus voceros que predican la paz, la conciliación y el cambio social, como alternativas para resolver los graves problemas de pobreza y desigualdad que han crecido con la crisis económica y pandemia del COVID-19 aun no superadas en su totalidad en el país en donde la igualdad y la libertad de los ciudadanos no deja de tener más que un carácter formal, en tanto que en las condiciones de nuestra sociedad capitalista no es posible asegurar en la práctica la igualdad económica y social para todos los colombianos, como tampoco garantizar la existencia de un régimen democrático en donde se le de un trato igual a todos los ciudadanos que integran la comunidad.

Y de ahí que la propuesta del presidente electo Petro de desarrollar el capitalismo con miras a erradicar la pobreza, mitigar el hambre, la falta de oportunidades de trabajo, el acceso gratuito a la educación, a la salud, a la justicia, etc., se convierten en un sofisma de distracción mientras subsistan las causas que originan dichos fenómenos sociales y por tanto el camino a seguir no dependerá simplemente de aprobar e implementar un conjunto de políticas públicas para desarrollar la productividad del trabajo y reactivar la economía para beneficiar los grandes intereses del capitalismo monopolista de Estado o de aprobar políticas sociales de corte asistencialista y populista como sería por ejemplo: elevar en el mejor de los casos, el salario de los trabajadores o aumentar los subsidios a los sectores más vulnerables de la sociedad, sino de cambiar las condiciones en que viven los colombianos impuestas por el régimen capitalista al que se le quiere maquillar para justificar las políticas públicas de reducción de la pobreza y de la desigualdad social ocultándose con ello la propia realidad económica y social.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial