Paro político, económico, social etc.

Por Redaccion el Sáb, 24/04/2021 - 3:54am
Edicion
522

wer
Por vida, paz, democracia contra el paquetazo de Duque y la Reforma Tributaria están apoyando todas estas organizaciones sociales la movilización.

Redacción

El Comité Nacional de paro apoyado por las centrales obreras, organizaciones sociales y miembros de comunidades indígenas, apoyados por los partidos de izquierda, Farc, Polo Democrático, etc., con organizaciones sociales y sindicales y ahora aumentar por ciudadanos que no están de acuerdo con la Reforma Tributaria, se han sumado a la movilización nacional para el próximo 28 de abril. El epicentro de la protesta está centrado en el proyecto de ley de Reforma Tributaria que presento  el gobierno al Congreso y que afecta a todos los estratos socioeconómicos.

Por vida, paz, democracia contra el paquetazo de Duque y la Reforma Tributaria están apoyando todas estas organizaciones sociales la movilización.

Indudablemente que hay un proyecto político de la izquierda colombiana, apoderarse del país, ganándose la calle y generando un caos en el orden público como paso en octubre, noviembre de 2019 y que fue opacado por la pandemia y por las mayorías congresionales que construyo el gobierno en el Congreso la República.

Comunidades indígenas también se han sumado al paro para fortalecerlo desde los campos a las calles y a las ciudades, buscando liberar peajes y transitar libremente por las carreteras del país sin pagar esos cobros. Indudablemente que es un  problema político, económico y social el que el gobierno se enfrenta. La Reforma Tributaria es una necesidad nacional, pero el gobierno no ha dado la lucha total contra la corrupción, ni generado políticas de austeridad. Por la pandemia se convierto esto en la tercera Reforma Tributaria del gobierno Duque en una crisis económica del país gigante.

ewgrhtfj
Diferentes líderes y partidos políticos han buscado la calle para tener opinión ciudadana, más como una pelea por el poder político

La calle entre el 2014 y el 2018  tuvo un liderazgo en el ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, en la lucha contra el plebiscito y por las Reformas Tributarias del 2016 y 2017 y los amigos de la paz con las Farc, en esos mismos años también encontraron eco en la calle. En el 2019 la falta de gobernabilidad del gobierno nacional y el error político del Ministro de Defensa Botero, con una mentira sobre el bombardeo donde se dio la muerte de niños, genero su renuncia y la izquierda construyo una movilización a la que se sumaron estudiantes, sindicatos, subversivos y terroristas,  que fueron finalmente controladas por la pandemia.

Pero lo cierto es que la pobreza y miseria, y la desigualdad en las ciudades latinoamericanas, son una olla de presión, en Colombia ese despertar colectivo no ha aparecido, ocasionalmente indígenas, campesinos y estudiantes, tiene reacciones que apoyan los sindicatos, los universitarios soportados en partidos de extrema izquierda, la calle ahora no se la ha ganado nadie, hay un sentimiento popular grande en favor del ex Presidente Álvaro Uribe Vélez y también del Senador Gustavo Petro.

Diferentes líderes y partidos políticos han buscado la calle para tener opinión ciudadana, más como una pelea por el poder político, el populismo de izquierda y de derecha, pero no lo han logrado. A pesar que los principales problemas del país así lo determinan como el desempleo y la informalidad, la  corrupción política, la violencia, el narcotráfico, la guerrilla y los paramilitares.

sgrdhtj
De otro lado hubo una gran presencia subversiva, en diferentes sectores de Cali, Bogotá y otras ciudades, que  generaron el caos, sumados a delincuentes que fueron pagados por estas acciones

Tiene otra prueba de fuego el gobierno nacional para manejar este 28 de abril, ya dirigentes importantes están pidiendo que el paro se indefinido. Lo que se vio en el 2019 en algunos puntos de la ciudad que fueron parados, eran muy poquitas personas que detenían la movilidad de acceso y salida de la ciudad. Pero el gobierno no quiso actuar.

De otro lado hubo una gran presencia subversiva, en diferentes sectores de Cali, Bogotá y otras ciudades, que  generaron el caos, sumados a delincuentes que fueron pagados por estas acciones.

Hoy el hecho político, económico y social está dado por los problemas de la pandemia y aumentados  por la amenaza al bolsillo de los colombianos  de la Reforma Tributaria. El dilema está en que todo el sector empresarial colombiano respalda al gobierno, buscando consensuar una Reforma Tributaria que requiere el país  para evitar líos económicos mayores.

La situación es muy delicada en Colombia.

Caliescribe edición especial