La ampliación de la vía al mar

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 23/10/2021 - 6:31am
Edicion
548

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

ewfewg
En este caso se trata del compromiso adquirido por el alcalde Ospina y el Concejo Municipal que aprobó el Plan de las 21 megaobras

Existe la idea por demás generalizada de que los ciudadanos son proclives a dejarse engañar por sus gobernantes, lo cual ocurre cuando aquellos no se toman el trabajo de desentrañar de las palabras y de las promesas las verdaderas intenciones de estos, casi siempre ligadas con sus intereses de clase, grupo social o individuales, los cuales muy poco se relacionan con la defensa del interés general atinente con el ejercicio de la función administrativa del Estado.

En este caso se trata del compromiso adquirido por el alcalde Ospina y el Concejo Municipal que aprobó el Plan de las 21 megaobras de las cuales hace parte la ampliación de la vía al mar que no se construirá ya que se piensa sustituirla con la construcción de una vía alterna como solución a los problemas de movilidad que se forman entre la portada y el kilómetro 18 de la carretera al mar.

Lo cierto es que el proyecto de la ampliación de la vía al mar dejó de ser una prioridad para el alcalde Ospina no obstante que dicha obra hizo parte de las que se cobraron a los contribuyentes por el sistema de valorización y sin que después de varios años de ejecutado parcialmente dicho plan de obras no se procediera a su liquidación para efecto de devolver el dinero a todos los contribuyentes que la pagaron.

7y8ui
Ahora se dice que es imposible ejecutar dicha obra durante el período que le resta de su mandato al alcalde Ospina,

Ahora se dice que es imposible ejecutar dicha obra durante el período que le resta de su mandato al alcalde Ospina, al tiempo que la administración viene especulando con la idea de construir una vía alterna a partir de dos variantes: una que se construiría por la parte de atrás de Chipichape o la otra que se haría por el sector de Menga, conectando al bosque y Montebello para desembocar en el kilómetro 18.

Con dichas alternativas la administración se propone distraer la atención de los caleños con la ejecución de una obra que carece de estudios técnicos y su costo puede ser mayor al de la ampliación de la vía al mar y que a la postre podría eventualmente ser cobrada a los caleños, lo que constituiría un doble cobro, tal como ha sucedido en el pasado con la obra del hundimiento de la avenida Colombia.

Por otra parte está claro que con la ampliación de la vía a mar o la construcción de una nueva vía alterna, no se resolverán los problemas de movilidad que presenta el trayecto entre la portada al mar y el kilómetro 18, determinados en gran parte por el aumento inusitado de vehículos en la carretera causantes de los trancones y embotellamientos del tránsito vehicular, tal como viene sucediendo con los 40 mil automotores que transitan los fines de semana y festivos por dicha carretera hasta llegar al kilómetro 18

wfwef
Ahora bien, algunos sectores consideran que la nueva vía al mar debe ser construida cuanto antes y cofinanciada por la nación

Ahora bien, algunos sectores consideran que la nueva vía al mar debe ser construida cuanto antes y cofinanciada por la nación, el departamento y el municipio de Cali; circunstancia esta que despierta el interés de quienes son partidarios de urbanizar la parte rural de Cali con la construcción de complejos habitacionales campestres, hoteles, restaurantes y toda clase de establecimientos que incentivan la economía de los servicios hoy denominada “economía naranja” y con los cuales se afectarían el medio natural, el bosque y las fuentes hídricas que nutren las aguas de los acueductos de la ciudad.

Lo anterior hace parte del tinglado montado por la administración municipal y algunos concejales ad portas de las elecciones que se avecinan y que les permite continuar haciendo promesas en torno a la construcción de obras que no se ejecutarán en la práctica por lo menos durante el mandato del actual alcalde de Cali.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial